Archivo del Autor: Jesús Sainz de los Terreros

Anuncios

Anuncios

 

Gracias a números antiguos del desaparecido periódico Veleta y a Vicente Rosado que me los ha facilitado, he pasado una tarde entretenida leyendo lo que era El Escorial por aquellos años 50 y de paso disfruté con los anuncios que el Semanario recogía en sus páginas. He hecho un recorrido casi virtual por lo que fue el Escorial desde el punto de vista de sus locales de negocio y anuncios en la prensa local. Con algunos esbozaba una pequeña sonrisa, con otros volvían los recuerdos del invernadero y por qué no en algunos, un gesto de tristeza. Dicen que poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces. Y eso es lo que pretendo hacer. Muchos de estos anuncios formaron parte del periódico durante los años que estuvo en circulación en sus dos épocas de existencia y muchos son y han sido parte importante de nuestro pueblo.

El anuncio es un soporte de breve duración que trasmite un mensaje para promocionar algo, un local, un producto o a alguien en particular que quiere publicitar sus servicios. Su técnica expresiva visual o su mensaje han variado a lo largo del tiempo y de los medios. Y así vemos como lo hacían los anunciantes del Veleta en aquellos años.

La Pastelería La Violeta Imperial se anunciaba desde Floridablanca 18, primer local que después cambiaría por la Plaza de la Ánimas y la calle Juan Leyva. El Hotel Felipe II, cuando lo era, anunciaba los Te-Bailes de las tardes del domingo donde el maestro Ramalli deleitaba con su violín y acompañaba con su pequeña orquesta las tardes veraniegas sanlorentinas. El Parque en el que vivimos las fiestas y verbenas más divertidas de los veraneos escurialenses, publicaba a toda página la Gran Verbena del Carmen de 1.955 en la que se despedía a la Regidora del verano anterior, la simpática Sisa Escriña. La Fiesta sería amenizada por grandes artistas. El Parque anunciaba a bombo y platillo el 17 de Agosto de 1.952 la actuación de Juanito Valderrama “después de su triunfal jira por el Sur de Francia” escrito gira a toda página con “j”. Y también en este precioso local del Parque se anunciaba la Rosa del Azafrán en la que “distinguidas señoritas de la Colonia Veraniega interpretarán el Coro de las Espigadoras”.

Bares y restaurantes como el Pasaje “Pimentel”; Alaska “la terraza más fresca del Escorial”; Manjarín “para comer barato”; el Bar del Seminario, Zarco, hoy levantado y funcionando otra vez; el Columba que “se acredita por sí mismo”; El Batán con “Piscina de agua corriente”; Bar Madrileño antigua Casa Arturo con “mariscos fresquísimos”. La Piscina El Club Prado Tornero en la Villa se anunciaba “con un servicio de autobuses directo desde los Soportales; con Bar Americano, tenis, bolera, ping pong y Sala de Fiestas”.

¿Os acordáis de los Almacenes Prada? Se anunciaban como almacenes con “tejidos selectos, mercería y géneros de punto. Muebles, camas y somiers”. Todo un gran almacén en la calle Joaquín Costa, 8 y teléfono 285. En el mismo anunciaba Tejidos El Siglo en General Sanjurjo, 16. “Señora: sus medias y lanas para labores únicamente en El Globo y Nuevos Almacenes” y otro: Romito: loza, cristal y artículos de limpieza ¡Hay botijos finos de mesa! Grandioso y directo anuncio para comprar botijos.

Algo hoy desaparecido pero muy útil en aquellos años y así lo anunciaba Herranz: “Facture sus mercancías y equipajes por este servicio de interés para todos los usuarios del ferrocarril”.

En Veleta se anunciaban: José EstevezCantero”; La JoyaPerfumería y Bisutería”; Papelería Los Soportales (todavía en mi memoria las dos creo hermanas que la gestionaban). Pastelería Claudio González; el Hotel Jardín; La Viuda de Clemente Jorge-Carpintería y Ebanistería; Martín ArroyoEl Palacio de la Radio y la Electricidad” que además anunciaba “Camas de todas clases” en General Sanjurjo, 33; La Oficina hoy dando comidas. El Chalet de Mariquita Pérez objetos para regalos en Floridablanca.

“Vivirá como tal si se hospeda en la Residencia Príncipe. Recomendado para las personas de buen gusto”. Asiduos los estudiantes, con posibles, de la María Cristina. La gran Escuela de equitación de Avelino que junto a la puerta de la Herrería alquilaba y daba clase de monta y de doma.

Seguiré recordando porque puedes cerrar los ojos a la realidad pero no a los recuerdos.

 

Tertulias

Tertulias

Alguna vez he escrito de las tertulias de los antiguos cafés, ya desaparecidos, cosa que siempre me apasionó. Lo digo en pretérito porque muchos cafés y con ellos sus tertulias han ido desapareciendo, al menos, en su concepción. A finales del XIX y principios del XX no existía café sin tertulia ni tertulia sin escritor o artista que la formara. La tertulia era consustancial con la vida cafetera. El frío en las casas de muchos artistas y bohemios ayudaba a vivir estas tertulias que se prolongaban hasta bien entrada la madrugada madrileña celebrándose en estos locales que estaban mejor preparados para las frías noches capitalinas. Aquellas tertulias del café de Venecia; Café de la Montaña (Puerta del Sol), Lisboa, Suizo, Cervecería Alemana (plaza Santa Ana) taurina con Luis Miguel, Antiguo Café del Pombo (Gómez de la Serna), Colonial, Comercial, La Fontana de Oro, Fonda de San Sebastián…y tantas hoy desaparecidas.

Tertulia del Café Pombo con Gómez de la Serna

Las tertulias mías en Madrid siempre han sido de cuerpo presente ante la barra de un bar. Son tertulias diferentes que no cumplen los cánones de lo que se define como tertulia pero que tienen su encanto. Muchas han sido pero recuerdo una en el desaparecido Embassy de la calle Ayala a la hora del aperitivo que en Madrid se define como entre 13,30 y las 15,30h. La gente se iba adhiriendo a medida que sus trabajos iban cumpliendo, hasta ocupar prácticamente la barra entera. Recuerdo que a ella se iban agregando un conde ruso, elegante y culto personaje; un antiguo fundador de muchos populares diarios y revistas; un editor de una revista de mucho fondo político; un amigo que jugó conmigo al hockey sobre hierba en el Club de Campo y un variopinto grupo de tertulianos del cóctel de champán.

Recuerdo una en el Café Gijón que reunía a actores de cine (Álvaro de Luna el Algarrobo y Manuel Alexandre entre otros) y algún que otro adherido, a la hora del café y del puro. Reunidos en la primera mesa junto a la entrada y al cerillero Alfonso que les escuchaba sin entrar en sus cosas a pesar de ser amigo y a veces “prestamista” de alguno de ellos. Cerillero y anarquista como reza la placa que escribió Arturo Pérez Reverte y que está colocada donde vio pasar la vida. Yo también veía la vida pasar pero en mi caso tomando café y copa en la barra desde donde escuchaba, a veces, los fuertes contrastes de pareceres de los tertulianos.

Aquí en el Escorial existieron y alguna existe, muchas tertulias que se conocían por el nombre del local donde se celebraban: la del Miranda generalmente con partida de mus o dominó incluida; la mañanera al aperitivo del Hotel Victoria con abogados, periodistas, escritores, médicos y algún taurino; las tertulia con el pretencioso nombre de los Jardines de Bolonia, con comilona incluida en casa de Polilla; las del Casino, creo que hoy cerrado, con partida incluida; la del Plantel, creo que los miércoles por la noche, de un grupo de pintores capitaneados por José Alcázar y el doctor Robles que cambió la bata blanca de médico por la bata blanca de pintor algo más sucia por restos del color; las actuales del Croché, el Ateneo escurialense….

Yo he participado en algunas de ellas pero para mí las mejores eran delante de la barra como a las que asistía en Madrid. Recuerdo las Pimentel, las del Cano, las del Miranda, las del Plantel o Subiendo al Cielo, en el Keeper actual, en la Villa y tantas otras en las que he pasado grandes y divertidos momentos hasta que un pequeño problema me ha apartado de ellas, al menos por ahora. He querido recordar aquí una muy especial para mí por la gente que a ella asistía. Llegaba yo antes que los demás a la pequeña barra del Charolés, hoy creo que inexistente, con lo que aplicando la ley de la taberna, que aquí como en muchos sitios se practica, casi siempre me tocaba empezar invitando uno a uno a los que iban apareciendo. Como mi economía no era boyante tuve que retrasar un poco mi llegada para poder llegar a fin de mes. Era una tertulia matinal a la hora del aperitivo y por allí pasaron grandes amigos del pueblo y veraneantes. Todo se comentaba y de allí salíamos con las pilas cargadas para seguir en nuestras ocupaciones. No quisiera dar nombres por las seguro ausencias que mi memoria produciría pero fueron momentos muy agradables que se han quedado guardados en mi invernadero de las alegrías pasadas. ¿Será verdad que tiempos pasados fueron mejores?

 

 

El kiosco de Prensa

El kiosco de Prensa                                                            

La prensa escrita empieza a masificarse y popularizarse y pasa de la venta ambulante con el vendedor voceando la cabecera y los titulares de las principales noticias, al nacimiento de los kioscos que con el paso de los tiempos se han ido modificando hasta su actual concepción que se presentan como pequeños “súper” donde se vende casi de todo.

Fui a comprar el periódico como la hago todas las mañanas. Era la fiesta de San Bernabé en la Villa y todo, excepto los “chinos”, los bares y la farmacia de guardia, permanecían cerrados festejando a su patrón. Esa pura acción casi mecánica que realizo todos los días, me hizo pensar. Allí el kiosco estaba abierto en un día de fiesta y allí permanece como una farmacia de guardia más, muchas horas abierto en beneficio de los lectores de prensa y revistas, “farmacia” que utiliza medicinas en letra impresa para los que se acercan a encontrar alivio a su necesidad de conocimiento de la actualidad. Sólo tres días al año no se publica prensa: el Sábado Santo, el día de Navidad y el día 1 de enero. Esos son los tres días de fiesta de un kiosco profesional y comprometido con sus clientes. No sé si seguirá pero en la calle Maldonado de Madrid ha existido un kiosco 24h como muchas de las actuales farmacias.

En mis recuerdos quedó aquel día que no podía dormir. Tras horas intentándolo llegaron las siete de la mañana y, decidí, aunque chispeaba, arreglarme y lanzarme a la calle. Tras dar una vuelta en coche analizando lo que ocurre en el pueblo a estas horas de la mañana, decido tomar un café en la estación y comprar el periódico si el kiosco de Carlos estuviera abierto. Y allí estaba ordenando los fardos de papel de prensa y revistas que acababa de llegar y pude entretenerme un buen rato hasta que mi estado por  no dormir comenzó a estabilizarse.

Leo en Facebook, noticia y fotos publicadas por Jesús Ayuso, que el kiosco de la plaza de los Jardincillos ha cerrado el 30 de abril después de 74 años de venta de revistas y prensa y pasar por él nada menos que tres generaciones. Iniciada su actividad en 1.944 por Manuel Gómez es continuada por Manuela García “Manolita” que jubilada se lo deja a su hija Silvia que lo ha gestionado hasta su cierre. La bonita plaza de San Lorenzo pierde a uno de sus referentes más importantes y seguro que a mucha gente le embargará la tristeza cuando lo vea cerrado aunque seguro que alguien vendrá para no dejar huérfanos de letra impresa y fotos del corazón a los muchos que se acercaban por este kiosco. Su vecino Crispín, personaje arlequinesco de “Los intereses creados” obra teatral de Don Jacinto Benavente, sentirá su marcha después de tantos años juntos viendo pasar la vida en letra impresa.

Manuela García y Silva de Castro en el kiosco de la plaza

Como escribió José Guirado con este motivo “ir a por el periódico no suponía una mera transacción comercial sino un acto social de amistad” .

El kiosco de prensa resulta accesible a todas las personas con independencia del estrato social al que pertenezca y cumple una cierta “relación interpersonal”. Las personas que acuden al kiosco saludan al propietario o a otros vecinos que hacen la misma actividad que nosotros e intercambian noticias, el resultado de su equipo o la meteorología reinante, dando soporte a la vida pública de la zona, del pueblo o la ciudad de residencia. El kiosco está cubierto de historia urbana y es canal de comunicación de muchos que van conformando la vida a diario.

Muchas cosas se pueden contar de los kioscos de prensa pero para mí la más importante es que nos hacen más amable y entretenida esta nuestra complicada vida que nos hemos dado para vivir.

 

 

Vamos a contar mentiras (II)

Vamos a contar mentiras (II)

Juan de Abalos, escultor del Valle, por su amistad con Franco

Otra falsedad difundida, intenta involucrar a Juan de Ábalos con el Régimen de Franco. Nada más lejos de la realidad. El gran escultor Juan de Ábalos, nacido en Mérida, autor de las figuras de los cuatro Evangelistas y de la Piedad con Jesús en sus brazos, era republicano de izquierdas que con pocos años se afilió al PSOE con carnet nº 7 de su ciudad y luchó en el bando republicano en la Guerra Civil. Se incorpora al ejército nacional en 1.938 y cae herido gravemente en Jaén. Acusado en 1.940 de colaborador con actividades culturales republicanas, se le incoa expediente de depuración. En 1.942 se publica en el B.O.E su expediente de depuración en virtud de una hipotética afiliación al PSOE de Mérida.

Elegido por concurso para realizar las monumentales obras escultóricas del Valle, Franco no lo impidió, a pesar de sus antecedentes políticos, no por amistad sino por reconocimiento a su obra artística. El mismo escultor dijo que en su equipo no había “esclavos” y que “fue una obra hecha con la vergüenza de haber sufrido una guerra increíble entre hermanos y para enterrar a nuestros muertos juntos”.

El monumento no se proyectó como sepultura de Franco

Franco tenía previsto que le enterraran en el Cementerio del Pardo y nunca decidió ser enterrado en el Valle ni nunca se lo planteó a los arquitectos. Fue su familia y el entonces príncipe Juan Carlos los que decidieron que su cuerpo descansara en la Básílica en una tumba que tuvo que realizarse en pocos días una vez fallecido. Es el futuro Rey quién ha de solicitar el enterramiento a la comunidad benedictina que rige la Basílica. Según parece el primer documento firmado por D. Juan Carlos fue el del traslado del cuerpo de Franco al enterramiento de la Basílica del Valle.

Franco no construyó el Valle para que fuera su gran mausoleo como los Inválidos para Napoleón.“Las obras para acondicionar su tumba al otro lado del altar se realizaron a toda prisa, estado el dictador irremediablemente enfermo” según publicó Victoria Prego.

Franco nunca pensó en que le enterraran bajo el Cristo del altar de la Basílica. No quería ir “ni vivo ni muerto” por las broncas de los falangistas decía.

La talla de madera del precioso Cristo que preside el altar mayor, obra del escultor Beobide, tiene una pequeña historia. El Cristo entra en la leyenda y empiezan a circular historias para salvar la cara del autor de la talla, vasco como el pintor Zuluaga que fue quien engañó al escultor para realizarla.

Vamos a contar mentiras (I)

 

Vamos a contar mentiras (I)

Como todos los años se reaviva la eterna discusión sobre si el Valle de los Caídos debe o no debe contener los restos de Franco, si debe convertirse en un Centro de la Cultura de la Reconciliación o hasta derribarlo. Como dijo Juan de Ávalos en una entrevista en TV, escultor de las figuras de los apóstoles y de la Virgen de la Piedad, “mucha dinamita sería necesaria y a lo mejor tampoco es posible”. Vuelven a circular mentiras y datos falsos que se divulgan una y otra vez con fines perfectamente definidos.

 

Tengo varios documentos sobre las verdades del Valle y últimamente he rescatado un video de Alfredo Amestoy en el que cuenta anécdotas y datos sobre la obra del Valle y desmiente las muchas mentiras o datos no constatados, equivocados o aireados con fines distintos a la realidad.

Muchos miles de muertos durante la obra.

El médico, el doctor Ángel Lausín que estuvo preso en el dispensario de la obra, llegó de los primeros al Valle, en 1.940, para redimir penas por trabajo. Una vez libre decidió quedarse en el Valle hasta el final de la obra. Cuenta Amestoy que su testimonio como médico titular es que “En 18años de obra faraónica hubo sólo 14 muertos”

Muchos miles de presos políticos trabajaron en las obras.

Es cierto que se utilizaron a presos políticos en la construcción de la obra, como en otras grandes obras se utilizaron presos comunes, pero también es cierto que se acogieron voluntariamente por la redención de penas, el salario que obtenían y la posibilidad de estar junto a su familia gracias a la escuela para los hijos y otros servicios de los que disponía la obra.

Hubo casos, que se han recogido en una película, de presos que accedieron al Valle para poder escapar fuera de España por la sierra y llegar a Francia.

Según la prensa de la época, el número de presos políticos que trabajaron en las obras a finales de 1.943 fueron 600 obreros. Según el arquitecto de la obra Diego Méndez, veraneante que fue de San Lorenzo con casa en el Cerro de las Damas, escribió que “durante los 15 años que duraron los trabajos intervinieron 2.000 hombres (y no todos a la vez, ni todos penados)”.

La cifra que se ha llegado a dar de 20.000 presos políticos es totalmente falsa según documentos de personas que tenían responsabilidad en las obras y que tan brillantemente recoge Alfredo Amestoy.

El número de penados políticos de los 2.643 que es la cifra que figura en los documentos del director, era de 243 que se acogieron libremente a la “reducción de penas por el trabajo”. En 1.950 según la Fundación Francisco Franco ya no quedaba ninguno en el Valle y sí presos comunes que quisieron beneficiarse de las condiciones favorables.

“Trabajos forzados”, “represión” y “esclavitud”.

Se ha dicho que los penados recibían cincuenta céntimos de salario. Esta cifra no hubiera sido consentida ni por Muguruza o Méndez, arquitectos de la obra, ni por el ministro Girón, de importante política social, ni por Juan de Ábalos republicano progresista y artífice del grupo escultórico del Valle. Frente a este tipo de acusaciones infundadas, se puede demostrar que los presos, además de redimir la pena, percibieron al principio un jornal mínimo de 7 pesetas más comida, que pronto se elevó a 10 pesetas diarias, mas pluses de trabajo a destajo o por peligrosidad, lo que unido a la vivienda y escuelas gratuitas, permitió llevar a sus familias a residir en el Valle como lo hicieron la familia de Paco Rabal, cuyo padre trabajó en las obras, o la de Peces Barba que trabajó en las oficinas y que como él mismo confesó, no tocó ni una sola piedra.

Un sueldo de 300 o 400 pesetas en los años cuarenta y primeros del cincuenta, era lo que cobraba un profesor adjunto de Universidad. El médico Lausín, preso hasta que se liberó y se quedó en el Valle hasta final de la obra, superaba las 1.000 pesetas.

Aunque no le he pedido permiso, espero que Alfredo Amestoy no se enfade por haber sacado a relucir parte de su video en el que desmiente muchas de las acusaciones que se vierten sobre la que ha sido calificada como una obra “faraónica”, la obra el Valle de los Caídos.

 

 

 

Un virus

Durante diez días, un virus, peor que los de la gripe, ha infectado el servidor del administrador (creo que se dice así) que administra varios blogs. Al entrar un virus en uno de ellos ha contaminado los demás dejando todos de funcionar. Gracias a la profesionalidad de la persona responsable, hemos podido volver a nuestro blogdejesus.com. y seguir contando cosas del Escorial.

Se me ocurren muchas burradas contra estas personas que no respetan nada, que nacieron mas hacer daño y que mejor sería que a todos ellos les entrara un virus en su ordenador que no pudieran volver hacer daño a los demás.

Del Escorial al Escorial

Del Escorial al Escorial

Como muchos vecinos de Arriba y de Abajo que van a diario a Madrid a trabajar o resolver algún problema administrativo, hoy, día lluvioso y gris, me ha tocado a mí embarcarme en esta aventura. Salgo temprano y enfilo la carretera de Galapagar. Me gusta más ir por esta carretera que por la autopista, ya que está jalonada de fincas donde, al menos, se puede ver,a veces, ganado pastando. Al llegar a la Iglesia de San Bernabé un buen hombre, enseñando una señal de stop, me detiene para que pasen los vehículos de sentido contrario. Unas obras de mejora de las aceras han estrechado la calzada y si vienen camiones no cabemos los dos. El buen señor de la señal, me enseña el revés con una flecha que indica que podemos pasar. Moderno sistema de control de la circulación en estos momentos de informatización y controles electrónicos.

Paso la rotonda de la Granjilla y llegando a la depuradora, una cigüeña que vino por San Blas, pasa delante de mí en vuelo rasante y adivino unas ramas en su pico. Sus alas parecen abanicos aireando su majestuoso vuelo mientras se acerca a su morada ¡Me encanta el vuelo de las cigüeñas! Es una cigüeña cuya casa está reformando, mientras su pareja espera ansiosa en lo alto del nido junto a la Ermita de la Señora de la Herrería. Saben que la Virgen las protege.

Continúa mi viaje a Madrid y llego, tras una cola de vehículos provocada por uno que pasea, al Embalse de Valmayor. Cruzo el puente mientras me pregunto el porqué de su poca agua embalsada cuando la lluvia ha sido generosa últimamente, se ha producido deshielo y los riachuelos y afluentes llevan agua en cantidad. No me lo explico.

El camino se va llenando de coches a medida que se incorporan los vehículos de las distintas urbanizaciones que como grandes afluentes van a parar al río de asfalto de la M-505.

Galapagar se hace visible y la rotonda que reparte la circulación está colapsada. ¡Que poco me gustan las rotondas! Permítanme que las odie. La serpiente de vehículos llega al puerto de Galapagar donde la lentitud de paso más por prevención y seguridad ante la lluvia que cae que por otras razones, llegamos a la zona de la autovía donde se inicia una carrera a toda pastilla ya que en ella se permite el adelantamiento al ser de doble carril. Y poco a poco llego a la autopista de la Coruña donde el parón comienza y durará hasta la desviación de la M-40 en la que muchos vehículos se desvían. Todavía hasta que me adentre en Madrid deben pasar veinte minutos. La Plaza de Cristo Rey es un desastre con coches parados en todas direcciones y colapsando los carriles. La razón es fácil. Está ordenada por agentes de Movilidad.

Dejo el coche cerca del Bernabéu y tras hacer unas gestiones bancarias tomo un taxi para asistir a una comida programada con un amigo mío de Málaga. Le digo la dirección: calle de la Madera y allí nos dirigimos. La zona está cerca de la Gran Vía junto a la calle de La Luna con viviendas del XIX y principios del XX. Junto a los muchos bares y restaurantes tres teatros el Victoria, Alfil y Lara hermanan la cultura con el ocio y el buen comer.

Esta pequeña historia termina en el local al que iba a comer en la calle de la Madera que hace semiesquina ¡qué casualidad! con la calle Escorial. Todo me compensó.

La visita de los eurodiputados al Valle

No suelo escribir de temas políticos en este blog pero este es un tema que además de afectarme lo considero impropio, fuera de lugar y que no busca la reconciliación sino que es hijo de un odio que lleva impregnado en determinados partidos y personas.  Por ello he decidido comentarlo.

Copio un párrafo de “La Razón” sobre la “visita” al Valle de los Caídos por un grupo de eurodiputados de izquierdas liderados por Podemos: “ En otro momento uno de los presentes en la Basílica preguntó irónicamente a los eurodiputados si iban a visitar posteriormente Paracuellos del Jarama escenario de cruentas matanzas de presos políticos durante el Terror Rojo del Madrid republicano”.Alli sólo van los fascistas” respondió Esteban Tettamanti, concejal y portavoz de Podemos en el Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial”.

Esto ya de mi cosecha. Sr Tattamanti ¿por qué llamáis fascistas a todo el que piensa distinto, pregunta o os recrimina alguna cosa? Claro tu no tienes familiares asesinados en Paracuellos del Jarama y seguro que en ninguna otra parte de esta España que quiere vivir en paz, como los tengo yo que perdí a mi abuelo y tres tíos muy jóvenes en este triste episodio. Tu no has conocido nuestra guerra y tampoco sus consecuencias. Yo voy a Paracuellos, al Valle y donde me da la gana como hacéis vosotros y no por eso no os llamo fascistas aunque tendría mas argumentos para hacerlo que vosotros.

El que parece organizador de esta expedición, Miguel Urban, después de justificar su movilización, argumentó que había que terminar de una vez con un monumento que definió como ” un gran mausoleo del fascismo” .

Para colmo incumplieron la Ley de Memoria Histórica que tanto defienden, que prohíbe actos de exaltación política dentro del recinto- miembros e Podemos se hicieron una foto de grupo al grito de “Viva la República” y con el puño en alto” joderos que vamos a acabar cerrando el Valle” dijo uno de los miembros de la comitiva, según relató un testigo presencial.

Me preocupa que el Sr.Tettamanti, republicano de un país lejano , organice una “visita” como la realizada al Valle para justificar la desaparición de la Basílica, Monasterio, Colegio y Biblioteca que forma el conjunto que un Rey construyó hace muchos años en el pueblo del que es concejal. Espero que no sea así.

Los eurodiputados de viaje al Valle

Como continuación de lo escrito ayer, publico la foto del ABC de los eurodiputados que han venido de viaje a España a conocer e informar sobre los monumentos franquistas, me figuro que para reconvertirlos en supermercados como han propuesto para la Catedral de Barcelona y denunciar la apología que hace España de los monumentos franquistas. ¡Sí señor con un par! Sin comentarios.

A vueltas con la Memoria

A vueltas con la Memoria

Muchas veces he querido volver a escribir sobre el Valle de los Caídos y ahora que decido hacerlo resulta que al ser una obra franquista, si la alabamos o contamos cosas a su favor, resulta que puedes ir a la cárcel según la nueva ley de la Memoria Histórica que el PSOE quiere aprobar. Me figuro que si escribo de lo que otros dicen no me enchironen y así al menos poder escribir sin presiones ni censura.

Titular del Confidencial del día 17 de febrero: “Gira antifranquista de Cs en Bruselas con Podemos y ERC y visita al Valle de los Caídos firmado por Angel Collado. El grupo liberal en el que se integra Rivera apoya un viaje de eurodiputados de extrema izquierda e independentista para denunciar en España “la impunidad del franquismo

El periódico digital continúa: “El programa de la gira, al que ha tenido acceso El Confidencial, lleva el título “Visita internacional a la España de los monumentos franquistas” y lleva los anagramas de los grupos de la izquierda Unitaria Europea, Los Verdes y el liberal en el que se integra Ciudadanos. La cita está fijada para los días 1 y 2 de marzo, con vuelo desde la capital comunitaria, hoteles, almuerzos, cenas y traslados a Madrid, Alpedrete, San Lorenzo del Escorial y la Basílica el Valle de Cuelgamuros”

Me figuro que en estos momentos en los que esto escribo estarán disfrutando, a pesar de la lluvia que no deja de caer, de una suculenta comida en un restaurante caro del pueblo para después visitar algún monumento franquista. Quizás visiten el Monasterio y espero que les hayan explicado que la obra es muy anterior a la época franquista. Luego visitarán el Valle y serán como uno de los 254.059 visitantes que lo hicieron en 2.016 según datos oficiales. Quedarán prendados de la colosal obra y callarán porque vienen a criticar y a destrozar y no a ensalzar y alabar un “monumento franquista”.

 

Pero la historia no acaba aquí. La excursión “antifranquista” incluye recepciones, conferencias, entrevistas a cargo de dirigentes, alcaldes y concejales del partido de Pablo Iglesias y de todo tipo de expertos en “memoria histórica” siempre de ámbito podemita. Y culminará con una conferencia de prensa de los organizadores y los eurodiputados que serán convocados en el “Parlamento español” según costa en el guion de actividades”.

Se me ocurren miles de comentarios sobre el despilfarro, sobre la visita a un lugar de paz que a lo mejor quieren convertir en supermercado como han propuesto para la Catedral de Barcelona, sobre la actitud de Ciudadanos que al difundirse la convocatoria se desentendieron de su contenido, pero que si firmaron. Prefiero que cada uno saque sus conclusiones sobre este hecho tan peculiar por no llamarlo de otra forma más descriptiva. Así no me podrán enviar al “talego”.

El otro titular de hoy día 1de marzo del diario ABC: “El PSOE hace campaña en el Valle de los Caídos “Es un desprecio a la democracia”.

Ya lo ha planteado Pedro Sánchez que quiere que la potenciación de la Ley de Memoria Histórica forme parte de la hoja de ruta de los socialistas para los próximos meses.

Después de 80 años aseguran que “la reforma plantea soluciones a los problemas que tiene todavía España de la Guerra Civil” Quieren convertir el Valle de los Caídos en un Centro Nacional de Memoria que “impulse políticas de reconciliación, de memoria colectiva, e dignificación y reconocimiento de las víctimas del franquismo y de la Guerra Civil” y todo ello acompañado del traslado de los restos de Franco y José Antonio. Y mi pregunta es si todo ello es para las víctimas de un bando o para las de los dos bandos que combatieron en la guerra.

Creo que se están poniendo muy pesados con la “desmemoria histórica”, con el cambio de los nombres de las calles “franquistas”, con la destrucción de los monumentos….Espero que no planteen destruir los pantanos pues al ser de la época franquista y a pesar de la sequía, deberían desaparecer.

Nunca habrá reconciliación si el odio sigue vivo y alentado por personas que sólo han vivido en democracia y en una España próspera, que no han conocido aquella negra página de nuestra historia, en la que los recuerdos de la guerra deberían quedar para la dignificación de la victimas de ambos bandos y dejar que los muertos descansen en paz.