Paco Villota

Paco Villota

No sé si debo llamar Paquilín, a la persona que nos ha dicho adiós, pero creo no romper nada pues era como le llamábamos en nuestros veraneos escurialenses los que nos considerábamos sus amigos. La esquela si me rompió a mí pues la pérdida de un amigo rompe muchos de los esquemas que tenemos planteados. Se van sin avisar. Este año hemos perdido a varios amigos de nuestro pueblo de los que he escrito un recuerdo, al menos con mi cariño, hace pocos días en este blog. Parece que nunca se va a ir la buena gente y al final todos, aunque no lo decidan ellos, se van para no volver.

En los veraneos de este nuestro pueblo serrano, ha habido personajes peculiares. Todos tenemos nuestra lista y en están en nuestra memoria más cariñosa. Muchos personajes peculiares sobre los que ya he escrito y seguro que volveré a escribir sobre ellos. Personajes del pueblo y de la Colonia que han dejado huella en los que vivimos con ellos. Entre la Colonia destacaba Paquilín Villota, persona culta, retraída, estudioso empedernido, lector incansable, de grandes convicciones religiosas y enamorado del futbol. Economista del Estado y Técnico Comercial era Profesor Titular y Direc tor del Departamento de Economía aplicada III de la Universidad Complutense de Madrid. Director de varias Tesis doctorales, escribió importantes trabajos sobre Economía publicados por la Universidad Complutense.

Pertenecía a una familia muy querida en San Lorenzo. Paco su padre y Luisa su madre muy entroncados en los grupos más conocidos de la Colonia. Luisa su hija, hoy viuda de Federico Antolín, familia ésta también muy vinculada a San Lorenzo y que hace pocos años perdió a Mariví que disfrutaba de la vida en este pueblo y nos dejó muy joven.

Siempre con un libro entre las manos, Paco tenía la afición del futbol pero no daba una patada a un bote. Era y de eso presumía, el árbitro que siempre estaba dispuesto a colaborar y le llevó a ser el árbitro perenne de los partidos que en el campo de la Herrería jugaban las pandillas de la Colonia y estas con las del pueblo.

 

A Paco, al menos yo, no se le conoció coche y bajaba andando por Floridablanca camino del campo de futbol vestido de negro con el típico uniforme de un árbitro de los de entonces. Hoy van rellenos de publicidad y con camisas y pantalones de colores. Antes de luto, hoy de colorines. Esa imagen se quedó grabada en mi memoria cada vez más entristecida y hoy se me ha aparecido al escribir este blog.

Descanse en Paz nuestro amigo Paquilín y espero que esté arbitrando grandes partidos de futbol en el Cielo.

Solución al juego “Piense y Acierte….si puede”

Respuestas al juego “Piense y acierte…..si puede”

Planteado el juego que aparecía en el libro “Desde el Cimborrio” que comentamos anteriormente aquí van las respuestas que en el libro figuran:

1.- 33 bancos

2.- 6 ventanales dan a Florida

3.-5 kioscos en Floridablanca

4.-13 puertas con cadena en La Lonja

5.-7 puertas de salida del Monasterio

6.-21 años duró la construcción

7.-Juan Bautista Monegro  el escultor

8.-Malaquías es el que falta

9.-Isabel de Borbón no reposa en el Panteón de Reyes

10.-María Tudor fue la segunda esposa de Felipe II

11.-1,38 metros mide de diámetro cada esfera

12.-En Valladolid nació Felipe II

13.-En Salamanca se desposó con la primera mujer

14.-2.673 ventanas

15.-20 columnas sostienen los soportales

Siete de enero

Siete de enero

Había dado vacaciones de Navidad a mi blog y hoy día 7 de un nuevo enero,después del paso de los Reyes por nuestros hogares decido empezar a escribir. El calendario cambia de número y nosotros necesitamos cambiar en cosas que hasta ahora nos han acompañado y a las que no hemos hecho demasiado caso. Y decidimos cambiar. Hacemos propósitos aunque intuimos que no vamos a ser capaces de cumplir. Preparamos una agenda de lo que debemos hacer para cambiar y empezamos. Sí, empezamos pero ¿acabaremos? No voy a hacer una lista de buenos propósitos pues ahí reside la libertad de cada individuo. Cada uno hará la suya.

Me gustaría escribir de la situación política actual pero hace tiempo que quise dedicar este blog al Escorial y a sus circunstancias y en principio no me voy a mover de esta decisión para que no me crucifiquen como ya lo hicieron cuando escribía sobre política en un periódico de la sierra. Como además no he hecho propósitos de enmendar ni cambiar mis aficiones ni mis costumbres en este nuevo año, me pongo a leer cosas sobre mi tema favorito: mis dos queridos pueblos del Escorial. Y en este devenir me topo con un antiguo libro llamado “Desde El Cimborrio”, libro que se escribió allá por 1.947 y editado por La imprenta del Real Monasterio, hoy desaparecida. Escrito por José María Laita, está prologado nada menos que por Guillermo Fernández Shaw e ilustrado por Antonio Cobos, el pintor de la Virgen de Gracia; Álvaro Suárez Valdés (Polilla) y Fernando Villalobos.

Aunque el libro recuerda muchas de las cosas que han vivido mis padres, grandes amigos del escritor, algunas también y en pequeñas dosis las conocí yo aunque cuando el libro vió la luz yo era una niño de dos añitos. Y en él me encuentro con un juego de preguntas sobre el Monasterio y el pueblo titulado “Piense y Acierte….si puede” que les propongo para pasar un rato y olvidarnos de las cuestas de enero, de la que viene en febrero o de la situación en Cataluña. (Las preguntas son de la época y alguna de las respuestas puede haber cambiado).

1.- ¿Qué número de bancos de piedra hay en la acera de enfrente al Hotel Miranda?

2.- Mire ahora hacia atrás. ¿Sabe cuántas ventanas del hall del Miranda dan a la calle Florida?

3.- ¿Cuántos puestos de refrescos, periódicos, helados etc. existentes hay en Florida desde la plaza de San Lorenzo (actual Jacinto Benavente) hasta la plaza del Generalísimo (actual del Ayuntamiento).

4.- ¿Me quiere aclarar el número de puertas provistas de una cadena que hay en el paredón que separa la Lonja de la carretera y de los Canapés?

5.- Y ¿por cuántas puertas sería capaz de salir del Monasterio a la Lonja?

6.- Claro que Vd. no estaba pero quizás recuerde los años que duró la construcción del Monasterio.

  1. No pase al interior sin decir antes a quién se debe la escultura de San Lorenzo que hay en la fachada principal, así como la de los Reyes del Patio

8.- Solamente uno de estos Reyes no figura entre las seis estatuas del Patio. ¿Sabe cuál es?

9.- Recordara que en el Panteón de Reyes sólo reposan las Reinas cuyos hijos fueron Reyes de España. Sin embargo se hizo una excepción con la Reina…

10.- Con las veces que habrá leído cuál fue la segunda esposa de Felipe II y a lo mejor no cae en la cuenta.

11.-Esas esferas que rematan las pirámides de los extremos del Monasterio y que usted ve desde lejos tan pequeñas ¿sabe lo que miden de diámetro?

12.- ¿Recuerda donde nació Felipe II?

13.- ¿Y dónde se desposó con su primera mujer?

14.- Quizás en un día de aburrimiento haya usted contado las ventanas que hay en el Monasterio. ¿Cuántas son?

15.-Salgamos ya del Monasterio. Y ya que estamos en el pueblo, dígame, antes de tomar el autobús hacia la estación, cuántas columnas sostienen lo que llamamos Soportales.

Si han llegado hasta aquí y han jugado las respuestas las conocerán en el próximo blog.

La corbata

La Corbata

He escrito varias veces sobre Alfonso Paso y de sus obras porque Paso amaba el Escorial. Las obras de Paso tenían algo en común. Su amor por El Escorial que lo reflejaba siempre con alguna frase o ubicaba el argumento en nuestro pueblo. Pasaba largas temporadas escribiendo entre el silencio de los pinos de Abantos y recorría el pueblo para hablar con sus gentes con las que disfrutaba. Murió joven pero nos dejó sus obras de teatro, sus películas y sus escritos en periódicos que muchos de ellos han sido recogidos en el libro “Los Pasos perdidos” que hace poco fue presentado en San Lorenzo. Pero también dejó una hija, Almudena, que lleva años realizando una verdadera cruzada para que la figura de su padre no quede enterrada en el cementerio de los olvidados, casi siempre por envidia, deporte muy arraigado en nuestro país. Levanta a un artista, escritor o dramaturgo  y cuando no lo necesites o envidies sus triunfos, entiérralo.

Alfonso Paso, el autor más prolífico del siglo XX, sigue representándose fuera de España pero aquí en su país ha sido olvidado por los que no quieren que se conozca su ingente obra. Atacado por críticos y utilizado para atacar en él al régimen que gobernaba España, ha llegado la hora de intentar resucitarle y disfrutar con sus obras.

Y eso es lo que me ha pasado estos días. He disfrutado leyendo una de sus obras de teatro “La corbata” obra en dos actos de Alfonso Paso y que ha sido editada por Ediciones Barbarroja. La obra fue estrenada en 1.963 en el teatro Reina Victoria de Madrid por Antonio Garisa, Olga Peiró y Marisol Ayuso entre otros grandes actores. El hilo conductor de la obra es ver la reacción de las tres categorías sociales- la familia rica, la pobre y la sufrida clase media- ante el embarazo de una hija soltera. La familia rica que con su dinero casará pronto a su hija y así guardar las apariencias; la pobre que le importan poco las apariencias y no le preocupa demasiado la situación y la clase media que considera esta situación como una tragedia. Evitar estas diferencias sociales ha sido una constante pero no hay duda que la sociedad de clases sigue estando vigente hoy día. Escribir sobre las diferencias de las clases sociales, es un tema espinoso y difícil de tratar con mesura y que puede levantar ampollas si las diferencias que existen entre los individuos que las componen producen movimientos incontrolados.

La obra de Paso, que aconsejo su lectura pues será difícil verla sobre un escenario, construye y cuenta este tema de forma valiente, sincera y salpicada de humor. “Nos muestra la manera injusta en que vive la sufrida clase media y lo hace con ironía y con una profunda reflexión consiguiendo que el lector se emocione y se divierta a la vez”  ha comentado Almudena Paso.

 

Fakes news

Fakes News

Que manía tenemos de transformar nuestro rico lenguaje en palabros ingleses. Eso que siempre hemos llamado una falsa noticia, ahora es una fake news en todos los medios de comunicación. Los anglicismos llenan nuestra vida cuando en realidad nuestro lenguaje es mucho más rico en conceptos y en verbos y sobre todo en las muchas acepciones de una misma palabra, mínimo elemento que con los verbos conforman nuestro rico lenguaje castellano.

La difusión de falsas noticias, bulos o falsas nuevas, no son exclusivas de tiempos relativamente actuales. Desde la antigüedad clásica pasando por todos los acontecimientos importantes de nuestra historia, las falsas noticas han servido para fines diversos según a quien se quería atacar con ellas o lo que se quería conseguir.  Wikipedia nos dice que “Las falsas noticias se emiten con la intención deliberada de engañar, inducir a error, manipular decisiones personales, desprestigiar o enaltecer a una institución, entidad o persona u obtener ganancias económicas o rédito político”. Utilizadas por Nerón para culpar a los cristianos del Incendio de Roma; utilizadas para impulsar a que unirse a las tripulaciones que viajaban a América mintiendo sobre las bondades y riquezas del nuevo mundo o por la propaganda nazi para culpar a los judíos de todos los males de la sociedad alemana. Actualmente parece que han tenido mucho efecto en elecciones presidenciales por la difusión de un acuerdo entre los dos principales mandatarios mundiales para conseguir la elección de Trump.

Este prólogo responde a una falsa nueva, como se llamaban en su tiempo, que intentó debilitar el reinado de Felipe II. Todo lo que aparece en la prensa, leo o veo en televisión o en las redes y se relaciona con nuestros pueblos, procuro trasladarlo y comentarlo en  este blog para beneficio de los que no lo han podido conocer o tienen algún interés en su conocimiento.

El título era interesante: “El bulo que intentó debilitar el reinado de Felipe II. Una “falsa nueva” difundida en 1.564 aseguraba que el rey había sido asesinado de un “arcabuzazo”. Con este título Patricia R. Blanco nos traslada en twitter el análisis que sobre este tema hace María Almudena Serrano Mota Directora del Archivo Histórico de Cuenca.

El rey Prudente, el rey de España, Sicilia, Nápoles y Portugal; de Inglaterra y de Irlanda por “derecho de su mujer” (iure uxoris) María I de Inglaterra, soberano de los Países Bajos. El rey dueño del primer imperio de ámbito mundial, recibía ataques frecuentes por su continua expansión y se utilizaban todo tipo de artes injuriosas y falsas nuevas en su contra para la debilitación de su imperio.

Nadie supo de donde salió el bulo del asesinato del rey- señala Serrano Mota- y el problema que temían era que traspasara los Pirineos y se conociera fuera de las fronteras españolas. Eso podría traer consecuencias irreparables y ser nido de revueltas y de problemas con los soldados fuera de España y en especial la pérdida de imagen del personal de seguridad del rey por no haber protegido su vida.

Cuando el rey, reunido en Cortes en Monzón (Huesca) conoció la noticia decidió encargarse el mismo de desmentirla y escribió de su puño y letra-señala la historiadora- a los embajadores en Génova y Francia haciéndoles llegar la carta por tierra y por mar por si el correo era interceptado. En una de esas misivas, según los documentos a los que alude la historiadora, Felipe II escribió: Todavía porque aquella carta va por Francia a la ventura, con un correo particular, he querido avisaros con este que va por mar de la falsedad desta nueva y cómo gracias a Nuestro señor, yo quedo muy bueno y atendido a dar fin a estas Cortes.

El Rey tenía interés en que la falsedad de la noticia se conociera lo antes posible por lo que traslada las cartas a los duques de Saboya y Sessa para que se supiese en todas partes lo que tenía de falso la noticia.

Nadie puede estar exento de una noticia falsa y muchas veces no medimos las fatales consecuencias que pueden producir en la instituciones o particularmente en los individuos.

 

Boni Cuena nos ha dejado

 

MINOLTA DIGITAL CAMERA

Conocí a Bonifacio Cuena, nombre que parece salido de una novela de García Márquez, en el Bar Barataria y fui presentado por Juan Manuel Santos, con el que venía a tomarse su ración de vino nocturna. Hablaban de rojos y fachas y yo puse el oído hasta que Juan Manuel, dándose cuenta, me lo presentó de la siguiente manera:

– Bonifacio Cuena, socialista y del Real Madrid

– Jesús Sainz de los Terreros, de derechas y del Atlético de Madrid.

Rápidamente le debió sonar el apellido y me preguntó si conocía a una mujer (obviaré su nombre), pues un día me había visto saludándola. Yo, ni idea. Me dijo que era la mujer de un amigo mío y que se había muerto. Yo, ni idea. También me dijo que a mí me reconocía como uno de los que desde el Hotel Miranda, al paso de una manifestación el día Primero de Mayo, Fiesta del Trabajo, y junto a Chito Ramírez, salimos a reventar la manifestación, hace ya casi 30 años. Ahí acertaba y comentamos varios temas con relación a esa manifestación, como el episodio que me ocurrió con Manuel Viola y que recordamos. Comentábamos los tres, este episodio, y Boni me daba la razón, no se si por la cortesía del que debe aceptar lo que le dice una recién estrenada presentación o si realmente así lo sentía. Por aquellos días, Bonifacio me confesó que ya no cumplía los ochenta, pero que seguía como un niño en los temas amorosos. Yo obnubilaba y aplaudía por un lado sus ganas de vivir- había muerto su mujer ciega y con cáncer y a la que cuidó durante sus ocho peores años de su vida- y por otro lo que me parecía no ser cierto pero que lo contaba con una gracia tremenda. Me equivoqué. Era verdad.Estamos en febrero de 2.001 en un día precioso de los que hacen querer más a este pueblo maravilloso que es San Lorenzo de El Escorial. Los árboles quieren rebrotar como anunciando la primavera y las tertulias, que se mueven siguiendo a los rayos del sol, se multiplican en la Plaza de San Lorenzo por encima de la de Jacinto Benavente y bajo la mirada bronceada del Marqués de Borja. Hablamos de aniversarios y salió a relucir el Tejerazo que hoy cumple veinte años de no vida. A Boni le cogió el 23-F en el Ayuntamiento siendo Teniente de Alcalde con Maganto. Le avisa un buen amigo falangista, que su cuñado va a ir a por él. Asustado le dice a su hijo que lo mejor sería que se fueran con una tía que vivía en Segovia. Pero como el árbol a sus raíces, Bonifacio fue fiel y se quedó en su pueblo. Algunos años después, la vida tiene estos requiebros, su hija se casaría con el hoy día, Capitán de la Guardia Civil, Cuerpo al que Bonifacio respeta y alaba.

Desde aquel día en Barataria, yo buscaba las historias vividas por Bonifacio y le tiraba de la lengua para que fuera desgranando su vida, su preciada vida, en pequeñas dosis de cultura intrascendente para algunos, pero que para mí eran dosis de una cultura enjaretada a través de una vida intensa, curtida por avatares políticos y familiares; una vida trabajada con cincel y maceta de cantero, como cuando realizaba sus obras en piedra berroqueña o mármol de las canteras portuguesas.

Durante varios días fue desgranando su vida amorosa de los últimos dos años y de su amor por esa mujer, hasta que me di cuenta de quien hablaba. Le saqué del error de que el amigo de su marido, era mi hermano y no yo.

Boni es socialista y ama a su partido con pasión, con la pasión del amor de juventud como el amor que profesó a su mujer, a su trabajo de marmolista y cantero, a su pueblo y por qué no, a las mujeres que le ayudan a pasar los años que Dios quiera darle.

Aquellos días del mes de julio de 2.000, fueron importantes en mi vida, no sólo por conocer a Boni, sino por la situación en la que me encontraba y fue él el que me hizo poder sobrellevarla gracias a sus historias del pueblo y de la guerra Civil y los problemas amorosos que le tenían sumido en un sinvivir.

Allí empezó una gran amistad, la amistad de los que no tienen rencor por la guerra pasada- yo no la viví pero seguro que ambos tendríamos motivos para el rencor- y la amistad de dos personas sanas de juicio, coherentes con sus ideas pero dialogantes, respetuosos con la historia y sin prejuicios trasnochados.

Su buen corazón, su amor por los demás, le llevó a tallar y regalar el Crucero que existe en el camino de la Ermita y se la regaló, sí ¿por qué no? a la Virgen de Gracia, su Virgen querida y cuya fotografía, junto a la de sus hijos y nietos, lleva en la cartera. La piedra de granito era de una cantera que tenía arrendada en la propia Herrería, entre los dos pueblos.

Gran amigo de sus amigos. Era muy amigo de Álvaro Suárez Valdés (Polilla) con el que según cuenta, y acompañados de Mariano el Castañero, decidieron ir en un taxi a Zarzalejo. Tenían algunas copas de más y Polilla lanzaba a los cuatro vientos su grito de guerra en momentos etílicos: ¡¡VIVA El REY!!. Boni comenzó, harto de tanto Rey, a gritar VIVA LA REPUBLICA y así los tres fueron al cuartelillo a pasar la noche. El taxista, llamado Conceso, no sabía qué hacer, si esperar o volverse a San Lorenzo. Soltaron a los otros dos pero a Boni lo mantuvieron más tiempos pues decían que era más peligroso que los otros.

Según me contaba fue testigo de la noche, en la que antes de casarse en el Monasterio a las siete de mañana, Lola Flores bailaba en Pimentel encima de una mesa del bar, como él decía, enseñando las bragas.

Nariz vasca, grandes orejas. Gorra inglesa. Mili en Ferrol. Vendía chuscos de pan. Le trasladan al almacén y vende camisas. Le deportan a Tetuán y vende la gasolina. Le dicen que si quiere ser asistente y no quiere.

Me decía : “He tenido grandes amigos de derechas. Barreiros, Ponce de León, Liniers, Selgas…. Casi prefiero a los derechas porque se cómo son y lo que quieren, y a los socialistas de mi pueblo, ni sé cómo son ni lo que quieren.”

Así era Boni Cuena.

Esto que escribí allá por el 2.001 lo tenía guardado y he querido darlo a conocer hoy que he conocido que Boni se ha ido y como otros que nos han dejado estos días dejando un gran vacío en nuestros dos pueblos.

 

 

 

Feliz Navidad

Feliz Navidad

Decimos muchas veces y hasta nos hartamos de decir durante estos días “Feliz Navidad”. Pero ¿sabemos que estamos diciendo? ¿Sabemos de verdad el sentido de estas fiestas? Si no lo sabemos, mejor decir “felices fiestas” y olvidarnos que son las fiestas de la Navidad.

La Navidad se ha desnaturalizado de forma progresiva. Se quiere eliminar la referencia al nacimiento de Jesús y lo que ello significa, justificándolo por el respeto debido a los que no son cristianos ¡Que falsa justificación! ¿Y al revés? El respeto se debe tener a los miles y miles de cristianos que quieren ver al niño Jesús en el Belén junto a sus padres y celebrar su nacimiento. Como estamos viendo todos los días se nos hurta el poder ver los nacimientos de toda la vida. En Barcelona se ponen dos sillas vacías que representan a la Virgen y San José. En Madrid se nos hurta del Belén de la puerta de Alcalá y casi también, con cambio de decisión a última hora, el que para fines de beneficencia se coloca desde hace muchos años en la Estación de Atocha. Respeto a los que no piensan igual que yo respecto a la Navidad cristiana pero, por favor, respétennos a nosotros.

Existió, y yo la defiendo, una Navidad distinta. Era la Navidad familiar, la de la auténtica noche de paz, la de las tarjetas deseándonos paz y felicidad, la de la familia reunida en la mesa y como en mi caso, habiendo previamente rezado por los que faltaban y no estaban con nosotros. Los villancicos sonaban de forma diferente. Hoy se utilizan para todo. Se cambian las letras y se utilizan para anunciar turrones, muñecas o para, como he visto esta mañana, para que los médicos de familia andaluces justifiquen su huelga.

Si quitamos a Jesús quitamos el verdadero sentido de estas fiestas que podrían llamarse de otra forma como han propuesto los que quieren evitar que nuestras raíces cristianas estén presentes. Frente a los que odian las tradiciones, otros queremos mantenerlas.

Por ello es de agradecer al pueblo de San Lorenzo que desde hace más de veinte años mantengan la tradición del belén, entroncado entre las calles y plazas escurialenses consiguiendo, en beneficio del pueblo, unificar criterios y sensibilidades muy distintas respecto al concepto de la Navidad.

Dentro de unos días el pueblo de San Lorenzo cambia su fisonomía. Un espectáculo empieza a nacer para disfrute de vecinos y turistas que se acercan a verlo. Las calles y plazas del centro del pueblo se visten de lugares bíblicos donde se recrean todas las escenas que nos trasladan como una máquina a los tiempos en los que Jesús nació en Belén.

Gracias al esfuerzo que supone que decenas de voluntarios, hombres y mujeres comprometidos con la Navidad, trabajando todo el año, consigan que el belén en San Lorenzo vea la luz en las calles del pueblo que será visitado por miles de turistas durante las Navidades.

San Lorenzo es muchas cosas: “es herreriano, cultura, música, basílica, colegio y Universidad; es Abantos, Herrería y Semana Santa, pero también es Navidad, una magnífica Navidad gracias a “Mariano “Pardito” a Carlos Contreras y a más de cuarenta voluntarios que colaboran y dan forma al monumental belén” Esto escribí y esto escribo.

Vacío y silencio

Vacío y silencio

 

Foto de Carlos Eloy

San Lorenzo. 12,00h de la mañana del día 15. La hora del Angelus para los cristianos. Se ve el aire y casi se oye el silencio roto por algún vehículo que pasa y no lo respeta. Es lógico, los vehículos nunca lo hacen. Siempre he tenido miedo al vacío. Un vacío que nos rodea y nos acecha. El vacío es silencio y el silencio también me asusta. Son las 12,15h. Entro a tomar café en el Miranda. Una mesa y yo. Un camarero, una mesa y yo. Miento hay un señor leyendo el periódico en otra mesa escoltado por ese silencio que suele acompañar al que lee. Vacío y silencio unidos. Bajo al Hospital a recoger los resultados de una ecografía. Imposible aparcar. La zona del Tanatorio está a tope y los que no caben llenan todos los espacios libres de los alrededores. Sanatorio y Tanatorio no dan cabida a tanto vehículo. ¿Qué pasa? Es una pregunta a la que no la puedo dar respuesta pues desconozco los motivos y no los pregunto.

Las 4,00h y en casa consulto en mi ordenador,  como todos los días, las noticias de los periódicos y las que me trae el Facebook en “Eres del San Lorenzo o el Escorial si…”. que es mi periódico diario de lo que acontece por el pueblo de arriba. Carlos Eloy publica una bonita foto de Vicentón Cea y un comentario que me hace pensar en lo peor. Sigo leyendo los comentarios y confirmo que Vicente ha emprendido un largo viaje. En ese momento recuerdo que unos días antes había escrito en este blog “Belén y Poesía”. Cuando hablo de voluntarios que realizan la obra del Belén, estaba refiriéndome, entre muchos otros, a Vicente, cuyo nombre oculté y que tantas veces le vi trabajar en estas labores así como el de su hijo que es al que me refería cuando escribí “Uno de ellos es hijo de un conocido voluntario que ha dado muchas horas al Belén y eso me hace pensar que no va a existir vacío generacional pues los hijos van sucediendo a los padres en esta preciosa tarea”.

Esto lo escribía unos días antes de conocer su marcha a otro Belén mucho más real del que tantas veces hizo en San Lorenzo. El pueblo había quedado vacío y en silencio. El vacío siempre queda al perder lo que se tiene y lo que se quiere. Ahora lo comprendo. Ahora comprendo la multitud de vehículos que llenaban todos los espacios que rodean el Tanatorio. Nadie me lo ha dicho pero estoy seguro de que allí estaba Vicentón como cariñosamente le llamaban. Allí estaría con él el pueblo entero al que Vicente dedicó toda su vida. Su gran tamaño en lo físico era pequeño comparado con su grandeza de humanidad.

Se ha ido Vicente a terminar el Belén al lugar donde seguro que cada año ayudará desde allí a terminar el que tantas veces realizó en su pueblo. D.E.P

Edificios huérfanos dejados de la mano de……

Casa de la Torres

Precioso palacete , construido en 1.904 por Luis Vidal y que está enmarcado, según algunos autores, en la corriente art-nouveau. (Ver este blog). Rehabilitado por la Comunidad y hoy en silencio por esas cosas de la política que hace y deshace según su conveniencia o falta de recursos. Lo fácil es hacer las cosas pero lo difícil es mantenerlas. Se puede hacer un auditórium para la música y la lírica, un museo dedicado a Juan de Herrera, una biblioteca o un centro cultural pero lo difícil y complicado es mantenerlo y dotarlo de contenido. Es algo parecido a lo que pasa con esta bonita Villa de las Torres, edificio que iba a ser destinado “a servicio administrativo mientras se construía el teatro-auditorio de San Lorenzo, para destinarlo después a investigación, cursos y seminarios musicales. Según se dijo en su día el edificio se dedicaría a “residencia de personalidades del mundo de la música y de la lírica” y al mismo tiempo a “un uso que será compatible con el desarrollo de actividades docentes a través de cursos y seminarios”. Nada más lejos de la realidad”.

Me gustaría verlo en funcionamiento como me gustaría ver otros que están dejados de la mano de…. . vaya usted a saber de quién, en este nuestro pueblo. No se puede enterrar más de un millón de euros, que costó su rehabilitación, para tenerlo en el silencio que antecede al estado de ruina.

Edificio en Abantos (Centro de interpretación ambiental)

Y hablando de un millón de euros la Comunidad invirtió otro en una rehabilitación que está durmiendo el sueño de los justos o quizás el de los injustos. Según una noticia del diario El País que yo desconocía, el edificio que desde el monte Abantos se quería dedicar a un centro de interpretación ambiental, actividad que realmente no sé que es ni para qué sirve pero que suena muy bien de cara a la galería, se encuentra en estado de abandono. Algo que no comprendo, es que su rehabilitación pretendía impulsar el turismo en el entorno natural de un pueblo que mantiene el ADN del turismo mundial. Me viene a la memoria la justificación que se dio para hacer peatonal la calle Juan de Leyva. Se pretendía que los turistas que trasladan directamente al Monasterio, hicieran una incursión a través del pueblo y así dinamizar un poco la, a veces, aburrida vida del comercio local. El resultado, se llenó de bares y se convirtió en una inmensa terraza y los turistas siguen pasando directamente desde la Estación de autobuses al Monasterio vía Los Canapés.

Parece que su estado es de abandono total como ocurre con otros edificios que aquí comentamos. Cuatro años llevan las obras de acondicionamiento terminadas. “Pese a que las obras se concluyeron hace cuatro años, el complejo permanece cerrado al público. Desde entonces, la maleza ha recuperado el espacio perdido, entre cristales rotos y una inquietante sensación de abandono”. Mientras unos echan la culpa al suministro eléctrico y otros dicen que pronto abrirá sus puertas, la realidad es que todo sigue igual y que el tiempo corre sin conocer su final.

El Batán

Cuantos recuerdos me trae ese lugar idílico que es el Batán hoy transformado en un edificio en ruinas y un descuidado jardín lleno de matorrales que daba entrada al bar-restaurante. Nuestras visitas eran continuas durante los veranos escurialenses. Baño en su aljibe/piscina de agua helada, comer y merendar bajo la sombra de sus grandes árboles.

 

Construcción hidráulica del siglo XVI construida para abatanar la lana que los monjes jerónimos vendían ya lavada que por obligación tenían. “La operación consistía en batir o golpear el paño y apelmazar el pelo. Para ello en su planta baja existieron varias pilas y chimeneas para desarrollar esta labor y un estanque con sus albañales y conductos cubiertos mediante losas que podían retirarse para lavar la ropa si era preciso”. Edificio rectangular de dos plantas de mampostería y tejado de teja curva, hoy en estado de peligrosa ruina.

Escribí en mi blog y hoy insisto: “El Batán pertenece al Patrimonio Nacional y desde que se cerró como restaurante-merendero muchos echamos de menos su puesta en funcionamiento. No creo que existan muchos lugares tan agradables y de tan frondosa vegetación como el Batán donde cobijarse del sol y del calor del verano.

La situación del edificio es de casi de ruina, una ruina a la que se ha llegado, queriéndolo o por dejadez del Patrimonio Nacional y que en estos momentos costaría mucho dinero su reconstrucción. Un cartel en la puerta de la cara norte, avisa de la prohibición de entrar por peligro de derrumbamiento. ¿Cómo es posible que un edificio del siglo XVI con una historia como la de esta construcción hidráulica y en un entorno tan maravilloso, lo deje morir el Patrimonio? Si no tiene dinero que haga una cuestación entre los vecinos o que se lo alquile a una sociedad de Telefónica como ha hecho con el club de Golf de la Herrería, pero que haga algo ¡por favor!”

En próximos escritos del blog hablaremos de los edificios dejados de la mano de… El cine Variedades, el Antiguo Cuartel de Voluntarios o del edificio administrativo-cultural del Jardín de Felipe II.