Anuncios para el recuerdo

Anuncios para el recuerdo

Estaba ojeando anuncios antiguos, cosa que no sé por qué siempre me han llamado la atención y me encuentro con los de aquellos establecimientos que muchos conocimos y que, algunos de ellos, han vivido con nosotros, y nosotros con algunos de ellos. He querido hacer una primera relación para que se nos enciendan las alarmas del recuerdo y volver a aquellos años 1.947/ 1.950 y 1.952 en los que San Lorenzo era un pueblo con tiendas de ultramarinos, sastres, ferreterías, hoteles románticos, perfumerías, fábrica de gaseosas y de hielo, mieleros o cines es decir algo más que bares y restaurantes.

Leo anuncios del Bar Madrid-Sevilla, hoy en funcionamiento, del Café Suizo o del Chipirón Restaurante en General Sanjurjo, 35. Panadería Torres donde a las horas donde la noche empieza a clarear, subíamos a la calle General Mola (hoy Pozas) a comer unos bollos de anís recién hechos, que eran gloria vendita o la Panificadora Mardoqueo Montes junto a la Panadería de Torres. Algún pantalón me hice en el sastre de la calle Floridablanca pero existía, en la calle Duque de Alba, otro que se anunciaba como Sastrería Aniceto Rodriguez .

Aquellas tiendas de ultramarinos, pequeños supermercados, que al menos a algunos, nos deleitaban y que tanto proliferaron, también se anunciaban en aquellos años como la Casa Segovia en Generalísimo, 8 calle así llamada porque no existía, entonces, esa absurda Ley de la Memoria Histórica hecha sólo para una parte de la memoria histórica; la mantequería La Montañesa en San Antón,  la Casa Basilio que se anunciaba como la “casa de los comestibles finos” o la de Mari Paz Jorge Pérez y Hnos que se anunciaba como la tienda de ultramarinos, vinos y cervezas de la carretera de Guadarrama.

Estoy seguro que alguien que me lee estudió en algún colegio en San Lorenzo pero no se si habrá alguno o alguna como se dice ahora (por cierto forma del lenguaje no aceptada por la RAE) que estudiara en el Colegio de Nª Señora del Patrocinio que desconozco que colegio era y donde estaba.

También se anunciaba Foto Quesada que por aquellos años ya llevaba algunos a la espalda trabajando el negativo y la fotografía; el Bar Manjarín en Floridablanca que tenía el teléfono 106 de San Lorenzo del Escorial o Patatas Tomasín, recientemente fallecido, un poco más arriba.

Al leer los anuncios de aquellos años he sabido de una zapatería en la calle Floridablanca, 26 llamada Hermanos Tomé, Calzados Florida con teléfono 43 uno de los más antiguos de San Lorenzo. Yo y mis hermanos íbamos a La Corona zapatería creo algo posterior.

El Hotel Jardín, en la que fue casa de Jacometrezo una de las más antiguas del pueblo, en Floridablanca y el Hotel Escorial,  hotel éste de aire romántico dieciochesco que siempre me gustó y que estaba muy cerca de mi casa en El Plantel, que se anunciaron hasta que desgraciadamente desaparecieron.

El Cine Variedades, a veces con su programación, la Perfumería La Joya,  las bicis de Ramón Millán en la calle Santiago,4 ó Romito cereales, loza y cristal de la calle General Sanjurjo eran algunos anuncios que aparecían y que tantos recuerdos, al menos a mí, me traen ahora que ya no existen.

Seguiré en otros próximos capítulos dando una vuelta por el recuerdo y quizás por la nostalgia gracias a los anuncios de la prensa de aquellos otros años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *