La tumba de Franco sigue cerrada

La tumba de Franco sigue cerrada

La estrella se va apagando. Lo dijo el Doctor Sánchez. “Sacaremos a Franco de su tumba antes del verano” y el verano pasó. Era, sí era, su propuesta estrella nada más tomar posesión como Presidente, no electo en las urnas, de España. Cada día que pasa parece que la tumba del que fue Caudillo y Jefe del Estado tras la Guerra Civil, va a tardar en abrirse. Si algo se puede hacer mal por el Gobierno este es un ejemplo a estudiar.

Antes iba gente al Valle de los Caídos a visitar la grandiosa obra y de paso visitar la tumba de Franco como se va a los Inválidos a ver la de Napoleón. Hoy los visitantes se triplican y las colas para entrar en el Valle causan problemas de atascos en la carretera M-600. Antes la Comunidad benedictina encargada de la custodia de la Basílica y por ende la tumba, recibía una ayuda del Gobierno que ha sido suspendida. El resultado es que el Prior está recibiendo ayudas, de los que creo católicos, que no franquistas, en cantidad superior a la ahora suspendida. La mentira de que el Vaticano apoya al Gobierno la ha desmentido la Iglesia Católica dejando a la Vicepresidenta con alguna parte de su cuerpo al aire.

Y llegamos al último episodio. El juzgado nº3 de lo Contencioso Administrativo de Madrid ordena la suspensión cautelar del proyecto autorizado por el Ayuntamiento de San Lorenzo para la exhumación de los restos de Franco. Nuevo revés al Gobierno y mientras tanto la Ministra de Justicia afirma que el proceso se está haciendo de “manera impecable” y el PP lo ve, en cambio, como una total improvisación, visión ésta que comparten muchos españoles.

El juez suspende el proyecto de exhumación en base al informe de dos arquitectos que ven la falta “de un estudio serio y riguroso de la seguridad de toda la operación” y añade que “no se aprecia especial urgencia en la exhumación: lleva allí más de 44 años” Demasiado estricto el juez con la seguridad, comentaba ayer en TV un tertuliano. Pero el informe pericial lo firman dos arquitectos que han visto problemas al remover más de 2.000 kilos de la losa existiendo una cripta debajo de la tumba que podría venirse abajo.

Parece que el ayuntamiento de San Lorenzo es favorable a paralizar la exhumación, no concediendo la licencia de obra menor, mientras no haya una resolución judicial. Me figuro las presiones que estará teniendo para que no sea así. Además este nuestro Ayuntamiento, en palabras de su Secretaria se encuentra “colapsado” por los recursos interpuestos por la vía judicial por una veintena de ciudadanos, contra la decisión de autorizar la licencia de obra menor para la exhumación. Es decir, según palabras de la Secretaria, el funcionamiento de un Ayuntamiento como el de San Lorenzo del Escorial se colapsa por estar los funcionarios  exclusivamente dedicados a contestar “individualizadamente” y por separado cada uno de los requerimientos judiciales.  Son veinte, creo, los recursos presentados. Parece un chiste pero realmente no lo es y dice muy poco del funcionamiento de este Ayuntamiento. Por supuesto es mi opinión.

En definitiva, un tema que no debería haberse planteado al no ser una preocupación mayoritaria de los españoles y está llegando a niveles de un circo cuyo final de función se ve cada vez más lejos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *