El Escorial está de moda

El Escorial está de moda

Siempre se ha considerado a El Escorial y yo especialmente, la capital de la Sierra.  Siempre he vivido en la Capital. Primero en Madrid capital de España, aunque parece no serlo para todos y ahora en El Escorial, capital de la Sierra. Otros consideran la capital de la Sierra a su terruño o a su pueblo serrano pero si los comparamos con lo que aquí tenemos no hay color. Me figuro que esto mismo dirá todo el mundo de su pueblo y por eso nadie me va a prohibir que lo diga del mío.

El Escorial está de moda. No hay duda que el programa Madrid Directo de Telemadrid que se emitió en directo desde San Lorenzo el día 11 de este mes de julio, fue un programa que parecía pagado ya que no sólo se contaban las bondades de este pueblo sino que se animaba a venir y disfrutar de sus rincones más emblemáticos y hasta de sus bizcotelas y de otras exquisiteces. Fue un éxito de propaganda y publicidad de este municipio presentado por Inmaculada Galván y realmente, a mi parecer, fue un éxito del Ayuntamiento de San Lorenzo. Lo que sí quedó claro es que es un pueblo comprometido con la cultura, con la música, con la poesía y el arte. Cursos de la Universidad Complutense, orquesta de jóvenes músicos en una escuela gratuita en plena naturaleza con jardín y piscina, programación del verano de teatro y música y hasta una ruta en Tuk Tuk un vehículo tailandés, montado en Holanda y traído al Escorial para disfrutar en compañía de una ruta por preciosos lugares desconocidos para muchos.

No hace mucho tiempo alguien hablaba mal de la juventud actual generalizando sobre la falta de valores, de estudios y de pocas ganas de trabajar y muchas de ocio y de botellón. Recuerdo que era en la celebración de una boda y mi mujer entró en la discusión con un lenguaje directo desmintiendo  al que había hecho aquellos comentarios. Puso de ejemplo a nuestros tres hijos de fuertes valores humanos, de sus estudios y sus trabajos desde muy jóvenes. Y se refirió a esa juventud que existe y a la que pertenecen muchos jóvenes, muchos más de los que nos creemos. Y esto viene al caso de que no se puede generalizar sobre la juventud hoy dividida en dos muy distintas. La que quiere cumplir un sueño trabajando o estudiando dirigiendo toda su vida a conseguirlo y la que no tiene sueños, quiere vivir  del aire y sentarse a ver pasar las nubes y de paso la vida, sin otros problema que el hoy. Unos piensan en el hoy como el primer día de su futuro y otros piensan en el hoy como el día anterior a mañana. Gran diferencia.

El ejemplo lo hemos vistos estas últimas semanas con dos jóvenes que han conseguido su sueño y nos han enseñado las grandes virtudes que el trabajo tiene para conseguir lo que se pretende. Una, Marta Verona vecina de La Pizarra en San Lorenzo, ganadora a sus 23 años de la Sexta edición de Master Chef, a la que le falta completar las prácticas en Nutrición y Dietética para construir sus sueños que tiene perfectamente definidos.

La otra Alicia Cao Guarido ganadora del concurso de TVE “Maestros de la Costura” vecina de los Arroyos y que estudió Diseño en la Universidad Complutense en Madrid.

Los primeros 23 años de estas dos jóvenes están llenos de ilusión por llegar al futuro con sus sueños cumplidos. A pesar de los importantes premios recibidos que irán moldeando esa experiencia necesaria para su triunfo definitivo, no se les han subido a la cabeza. Estas dos jóvenes, vecinas del escorial, son un ejemplo de modestia, humildad y trabajo. Dicen tener mucho que aprender para adquirir la experiencia necesaria y llegar al triunfo definitivo en la vida. Y les aseguro que en todas las actividades de la vida y en todos lugares y en especial en El Escorial, existen muchos ejemplos como los de Marta y Alicia y como los últimos éxitos en los deportes de vecinos de nuestros dos pueblos.

De todos los valores humanos tanto individuales como colectivos, es importante que los jóvenes hagan su escala de valores sabiendo como los colocas en la escala y cuales priorizas sobre los demás. A partir de ahí si los cumples tienes el futuro ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *