Vuelta la burra al trigo

Aunque no tanto como en la capital, como diría un pueblerino, hace calor en El Escorial. La entrada del verano se ha adelantado unos días después de que alguien nos ha robado la primavera. No me gusta el calor y por lo tanto tampoco el verano. Si además de mi fobia al verano leo y escucho cosas como la que les voy a contar pues entenderán que mi estado anímico no es el más adecuado para escribir aunque lo voy a intentar.

“Vuelta la burra al trigo” “expresión que se usa para expresar el hartazgo y fastidio frente a algo que se repite muchas veces como por ejemplo una opinión, argumento o error, sin que el interlocutor enmiende un ápice su discurso incluso repitiéndolo cuando se ha dado por zanjado el asunto“. Y esto, para mí, es lo que está ocurriendo con la exhumación de los restos de Franco y el uso que deba darse al Valle de los Caídos.

Nuestro Presidente ha confirmado en TVE que es voluntad de su Gobierno exhumar los restos de Francisco Franco aunque no haya fecha concreta para hacerlo, argumentando que el Congreso de los Diputados instó al Ejecutivo en 2.017 procediera a sacar los restos y llevarlos a otro lugar. Aunque por supuesto no lo ha reconocido, esta declaración es un guiño más a sus “aliados” en la moción de censura, Podemos y PNV, que así lo han solicitado y a su militancia más a la izquierda. No se si se han dado cuenta que están aplicando en su literalidad la “memoria histórica” pues Franco, no se si lo conocen o lo han olvidado, nunca deseó ser enterrado en la Basílica del Valle de los Caídos. Su última morada debería haber sido el Cementerio del Pardo según sus, no sé si la últimas, voluntades.

Mi opinión sobre este tema es que si su familia y la Iglesia están de acuerdo que lo hagan de una puñetera vez, pero que sepan que la cantinela de los restos de Franco se les acaba. Entonces que harán cuando hayan desaparecido todos los monumentos y recuerdos de Franco; terminado el cambio de nombre de las calles “franquistas”; el traslado de los restos de Franco y metido en la cárcel a todos los apologistas del franquismo, nueva ley mordaza que esta en estudio.

Pero después de todo este sinsentido, al menos para mí después de 82 años, la pregunta siguiente es que hacer con el Valle de los Caídos. Rivera ha planteado convertirlo en un Cementerio de Reconciliación al estilo del de Arlington estadounidense o presentar un proyecto que sea aprobado por consenso de todos los partidos ya que la Guerra Civil nos afecta a todos aunque algunos, muy tocados por ella, la hayamos olvidado. Mi opinión sería dejarlo como está, se exhumen o no los restos de Franco y José Antonio -parece que los del Fundador de la Falange, al ser “caído de la Guerra Civil”, se pretende llevarlos a otro lugar menos prominente dentro de la Basílica-  y convertirlo en un Centro de verdadera reconciliación.

 

Que se termine esta cantinela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *