Cosas de aquí

Mentes limitadas

He leído la colaboración de Javier Vicente Montero en la Gaceta Escurialense y me gustaría felicitarle por su valentía para decir las cosas como son y rebatir muchas de las tonterías que se dicen y que se hacen en este mundo que nos ha tocado vivir. En nuestros ayuntamientos y me refiero a todos los pueblos y capitales de España, han desembarcados personas que desconocen la historia y la cultura de los pueblos a los que dicen representar. Y así escuchamos un día sí y otro también una serie de tonterías que normalmente pegan una patada a la historia pasada o reciente muy difíciles de asimilar por los que las leen o escuchan.

 

Fábrica Matías López en la  Villa del Escorial

Que un concejal del M.I Ayuntamiento del Real Sitio de San Lorenzo del Escorial califique de “mentes limitadas” a las personas que quieren dejar las cosas claras es tener una mente injusta. Según dice este concejal “es indiferente donde estuviese situada la fábrica” de chocolates Matías López es desconocer la historia de los dos pueblos. Conozca primero y después escriba en esa bazofia en la que se están convirtiendo las redes sociales.

Músicos callejeros

Ana Botella, siendo Alcaldesa de Madrid, convocó un concurso que algunos llamaron “casting” en 2.013 que no convenció y que fue objeto de duras críticas y recelo de los músicos callejeros. Se buscaba constatar la calidad y el interés de la interpretación, debiendo presentar un currículum, algo que provocó la desconfianza de aquellos los músicos que no lo tenían. Muchas fueron las chuflas, las malas formas y los chistes en las redes que se utilizaron contra la Alcaldesa ante el control, reglamentación y regulación de este colectivo de vida musical callejera.

He sido testigo de verdaderos caraduras que utilizaban la calle como micrófono. No sabían dar una acorde con la vieja guitarra a la que aporreaban y luego pedían a los clientes de las terrazas. Pero también he visto lo contrario. Verdaderos músicos que no tienen otro medio de vida o que estudiando en el Conservatorio prueban la calle como “auditorio” musical. Recuerdo las calles de Praga donde verdaderos músicos daban conciertos ante cientos de personas.

La crítica de muchos grupos de izquierdas se ha tornado y así en San Lorenzo se abre una convocatoria para interpretar música en los espacios públicos. Parece que el Ayuntamiento de San Lorenzo ha apostado por la música en la calle y convoca a los que quieran interpretar música en la calle. Según la noticia los que se presenten deberán tener una trayectoria musical y deberán enviar la solicitud con un currículum, algo por lo que casi “cuelgan” a Ana Botella, acompañados de vídeos con sus actuaciones.

Desde el siglo XIX siempre en Occidente ha sido una constante la regulación de la música, las actuaciones y espectáculos callejeros. Estas normativas de regulación municipal siempre y no lo iban a ser menos en el siglo XXI, han producido protestas entre los colectivos de músicos y artistas callejeros. Pero si lo hacen unos, las prácticas restrictivas y reguladoras son pérdidas de libertades, y si lo hacen los que protestaron,  son necesarias para ordenar a este colectivo. Hay que ser coherentes y no atacar por el mero hecho de no ser de nuestra cuerda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *