Bodas de Plata de la Hermandad de San Sebastián

Este año 2.014 se celebran los XXV años de la revitalización y creación de los Estatutos de la Hermandad de San Sebastián. La devoción al Santo por los dos pueblos del Escorial, viene de muy lejos, como lo es la devoción a distintas advocaciones de la Virgen. La Ermita de San Sebastián edificada en el siglo XIV en su honor en las afueras del pueblo, era la más visitada de las que existían en los alrededores. Parece, según la leyenda, que fue edificada en cumplimento de una promesa por haber salvado a la aldea de una epidemia de peste. Su posterior remodelación en el XVI daría paso a la Iglesia de San Bernabé que proyectara y construyera Francisco de Rojas en 1.595. Esta devoción al Santo que “libraba de la peste” o al menos actuaba de abogado para la extinción de tan terrible plaga, también fue compartida por los que construían el Monasterio que tuvieron que soportar ataques de la contagiosa enfermedad.

La Cofradía de San Sebastián reglamentada no comienza hasta el s. XVIII aunque su conocimiento se remonta a la época medieval. El Papa Inocencio XIII concede indulgencias y en 1.748 ya estaba asentada en la Capilla de los Laborantes, hoy la del Santuario de la Virgen de Gracia en Floridablanca. En 1.987 la Junta Directiva de la Hermandad decide recuperar la fiesta y redactar los Estatutos que la rigen hasta el día de hoy.

Un gran promotor y revitalizador de la Hermandad fue D. Pedro Martín Gómez que creo que fue quien consiguió que las dos Hermandades existentes en los dos pueblos, se unieran y celebraran la Fiesta conjuntamente.

La Hermandad tiene como fin, “además del culto al Santo en las Iglesias de San Lorenzo y San Bernabé, está la asistencia y caridades a enfermos y necesitados principalmente a los componentes de la Hermandad, colaborando y participando con las demás Asociaciones Parroquiales en todas las necesidades tanto espirituales como materiales a su alcance, participando en el conjunto de actos y celebraciones solemnes parroquiales”.

Con motivo de los XXV años de la Hermandad de San Sebastián se inaugura una exposición que hasta el día 22 se podrá visitar en el Centro Castilla de El escorial y del 24 al 28 en la Casa de Cultura de San Lorenzo.

Con motivo de esta Fiesta tan entrañable en nuestrso dos pueblos y en mi afán por trasladar documentos que quizás muchos no conozcan, toca hoy transcribir un artículo publicado en la Gaceta del Coliseo que corresponde a las palabras que pronunció el Hermano Mayor de la Hermandad con motivo de la Inauguración del Crucero de San Sebastián en 1.992.

“Amigos todos.

Les hablo en nombre de la Hermandad de San Sebastián de El Escorial, como Hermano Mayor representando a la Juta Directiva que ideó este monumento, aunque hago constar que se ha llevado a cabo su construcción con la intervención de todos los miembros de la Junta (incluido Ángel Herranz Montero) y la valiosa colaboración de algún hermano más como técnicos de gran altura, Sres.: Fernández, Durán y Tapia y sin mi aportación laboral ya que estuve ausente de esta ciudad los meses pasados. Así que a tos les doy las gracias y no solamente por haber llevado a cabo la construcción de este monumento, sino por haber organizado tan bien el programa de Fiestas en honor de nuestro Santo Patrono que hoy comienzan (…)

Como demostración activa de este agradecimiento voy a dar un  fuerte abrazo al Vice-Hermano Mayor, José Antonio Pacheco Benito, que tan espléndidamente me ha representado en todo durante mi ausencia y aunque este abrazo preferiría practicarlo en alguna de las Señoras pertenecientes a la Junta, Pilar, Macarena o María Jesús, vaya mi abrazo para todos en Quinito Pacheco mi amigo.

Como todos sabéis por el tríptico que se ha repartido el emplazamiento de este crucero que hoy inauguramos está en zona aproximada donde, desde la Edad media existió hasta 1.857 la Ermita de San Sebastián, y así nos lo describe D. Lorenzo Niño tan documentada y bellamente en su libro “Felipe II y la Villa de El Escorial”. Esta Ermita dio origen a la devción a San Sebastián, de los hombres y mujeres de esta comarca que junto a los laborantes del Monasterio convivieron tantos años para la construcción del Monasterio de San Lorenzo el Real, devoción acompañada de Fiesta y hermandad que son las mismas que hoy tenemos entre nosotros como gran Patrimonio de tradición religiosa y cultural de El Escorial.

Devoción, Hermandad y Fiesta por San Sebastián, que hoy dejamos aquí plasmados en la topografía de El Escorial con la implantación de este crucero.

Y nada más, para terminar me atrevería pedirle a San Sebastián algo más a título particular, y es que me gustaría que el ejemplo de amistad, fraternidad, armonía, avenencia y unión que practicamos los hermaos y simpatizantes de Nuestra Hermandad de San Sebastián, que abarca los dos municipios, se extendiera a todas las esferas de nuestra única comunidad local, incluso que llegara hasta los niveles más altos de nuestras autoridades, para el bien de todos.

Así que acabaremos con un ¡¡VIVA SAN SEBASTIAN!! ¡¡VIVA  ELESCORIAL!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *