Recuerdo de la Botica del Monasterio en un sello

sello_227587 La Filatelia escurialense ha sido muy prolífica ya que se han editado muchas emisiones sobre el Monasterio de forma directa o indirecta. Lo he recordado en otros artículos. Ahora encuentro un documento escrito por mi padre, un enamorado de la Filatelia y fundador del Club Filatélico Escurialense, sobre este tema y especialmente sobre el sello de un precioso albarelo perteneciente a la Botica del Monasterio. El Club Filatélico Escurialense fue creado en 1.985 por mi padre Juan Manuel Sáinz de los Terreros, Lorenzo Romera, Mariano Sanz y Rafael Lizárraga y cuyos actuales miembros están desarrollando una gran labor de difusión de este tipo de coleccionismo. Sin llegar a la de Samaranch, una magnífica colección de sellos deportivos de propiedad de mi padre, fue paseada por muchas exposiciones españolas y extranjeras.

Escribía mi padre en la Gaceta del Coliseo, allá por febrero de 1.992, que son cinco las emisiones de sellos que directa o indirectamente tienen relación con el Monasterio de San Lorenzo. Posteriormente han existido alguna más que dada la fecha del documento no habían sido emitidas.

Fue la primera, en septiembre de 1.952,  el sello de 15 céntimos, de color sepia, de la emisión dedicada al XVII Congreso Internacional de Ferrocarriles en el que aparece el tren Talgo entrando en la estación de El Escorial, con la conocida vista del Monasterio. Luego vendrían otras emisiones con distintas vistas del Monasterio, con Juan de Herrera y la dedicada a los Palacios Reales que constaba de cuatro sellos y en el que figuraba el Monasterio. Por último-seguía contando- a finales de 1.990, otra hoja de sellos, también dedicada al Patrimonio Nacional como la anterior, dedicada en esta ocasión exclusivamente a nuestro Monasterio, reproduciendo cuatro tapices de los que se encuentran en su interior.

Pero la referencia a la filatelia escurialense no podía quedar ahí y recoge la emisión de 3 de  mayo de 1.991 que la Dirección General de Correos, a través de su programación de emisiones, dedicó a Porcelanas y Cerámica, se reproduce, nada más ni nada menos, que una pieza que forma parte de la que fue importante Botica- castizo y evocador nombre- Monasterio escurialense, actualmente en una colección privada. Se trata de la reproducción de un Albarelo, (17 cm. De alto y 8 cm. De diámetro de la boca). Recipiente farmacéutico realizado en barro vidriado, modelado a finales del s XVII en Talavera de la Reina y decorado con uno de los motivos que aluden al Real Sitio: la Parrilla  de San Lorenzo, sobremontada por una “B” en azul y rodeada de motivos florales en tonos amarillos, ocres, azules y verdes, típicos de la serie policroma del citado siglo”.

He querido traer a estas páginas la imagen de este precioso sello del Albarelo de la Botica, uno de los muchos existieron en el Monasterio para uso farmacéutico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *