La “okupación” está de moda

 

La okupación de edificios para el uso por la cara de unos cuántos individuos, está de moda. Lo que queda del movimiento 15-M se ha quitado la careta y ha derivado en el movimiento okupa, que incluye al movimiento “desokupa” y al movimiento “desembargo de hipotecas”. Aunque sigue apareciendo en sus sucias pancartas el 15-M como movimiento madre, la verdad es que la esencia de aquel movimiento ha muerto y lo han abducido los movimientos okupas y las asambleas y plataformas antitodo.

Los okupas de Madrid apoyados por los de Barcelona, campan por sus edificios y sus calles sin ninguna oposición policial, judicial ni política.

¿Qué fue de aquel movimiento, apoyado por algunos ministros, que nació un día de San Isidro con algunas demandas serias y fácilmente asumibles por mucha gente? Este movimiento duró poco y fue okupado por perroflautas, anarquistas, libertarios, antisistema o punkis con cresta que han decidido, hace ya unas semanas, vivir en un hotel en la calle Carretas por la cara, con lo caros que están los hoteles en Madrid.

El hotel Madrid es un hotel del centro de la capital cerrado hace unos años por razones que desconozco, aunque parece que la propiedad, el grupo Monteverde,  adolece de problemas de concurso de acreedores. Pero ninguna razón, por muy seria y social que sea, justifica la ocupación de un edificio privado.

Unos quince edificios, algunos emblemáticos, componen el “patrimonio” de los okupas que han sido “liberados” de la especulación según dicen los nuevos “propietarios”. Desconocía y lo cuenta El Mundo, que la acampada de la Puerta del Sol se gestó en el edificio Casablanca (Sta. Isabel, 23) ocupado por estos nuevos inmobiliarios idealistas. Este edificio, con un patio central, es un centro social auto gestionado, en terminología okupa, que dicen guardar la biblioteca 15-M. La Tabacalera en la calle Embajadores es una ocupación controlada, ya que es un acuerdo con el Ministerio de Cultura que permite que sea ocupado mientras se decide el inicio de su nuevo uso el Museo de las Artes Visuales.

La otra joya de la corona es el Patio Maravillas, de la calle del Pez “liberado” por los okupas de la especulación.

La última adquisición aprobada por el Consejo de Administración de la Inmobiliaria “Okupa que algo queda” ha sido el Mercado de Montamarta en San Blas de propiedad municipal con la disculpa de que “no es una “okupación” como la del hotel, sino una liberación de un espacio vecinal”. Ante esta declaración reivindicativa, 200 vecinos lo ocuparon y celebraron una gran fiesta vecinal en el antiguo Mercado abandonado desde los años 90. Su terminología es graciosa por no decir estúpida. Cualquier día liberarán para el uso vecinal espacios como el edificio de la Cibeles, el Palacio y el Teatro Real, el Bernabéu o la Plaza Mayor.

Los que ocuparon el Hotel conocieron enseguida que se une con un pasadizo con el Teatro Albéniz cerrado hace años y han entrado a decidir su futuro.

No sé si a estas alturas, la Asamblea de okupas del Hotel Madrid, ha decidido cuál será el uso que quieren dar al teatro Albéniz. Y todo como si fuera suyo justificándolo en que sus actuales dueños, la familia Moro, no había hecho nada por su cierre y abandono. Parece que el último uso acordado es el de un “teatro de calidad” es decir según ellos, “un ateneo  popular, un espacio libre para la formación, investigación y expresión de todas las artes y que a su vez pueda cumplir funciones sociales”. ¡Toma nísperos! Cómo si no hubiera en Madrid ateneos, museos de todo tipo de artes y residencias para cumplir la función social que demandan.

Su enfrentamiento es diario con la plataforma creada para salvar el teatro, los “Amigos del Albéniz”, que defiende la vuelta al teatro de calidad que tuvo en su día de una forma dialogada y seria, actitud que se contrapone con la de los okupas. La preocupación de la plataforma por los desperfectos que puedan producir los okupas dentro del teatro crece a medida que pasan los días. Sus cortinajes, tapicerías, estatuas y mármoles de gran valor pueden perderse por la ocupación de estos nuevos “inquilinos”.

Mientras unos ocupan edificios, otros como la Plataforma De Afectados por las Hipotecas (PAH) se dedica a frenar los desahucios allá donde se produzcan, impidiendo a la Justicia que realicen su trabajo. Es muy triste y nadie quisiera estar en esta situación, que ante la crisis galopante que padecemos, familias en paro o con graves problemas económicos sean lanzadas de sus casas. Los bancos deberían tener un mínimo de comprensión y caridad con estas personas pero eso, con los bancos, es imposible. Pero tomarse la justicia por su mano sólo lo hacen los que están o irán a la cárcel.

Uno de los pisos cuyo desahucio fue  abortado en Getafe, la inquilina debe al banco 300.000 euros que debe ser el valor de la compra del piso.

Se anuncian nuevas acciones, convocadas en las redes sociales para los próximos días en diversas localidades de Madrid. Mientras las habitaciones empiezan a ser ocupadas por personas que han sido desahuciadas, como una señora de 75 años que residía en Carabanchel y que quedó en la calle por un desahucio.

Los asaltos se preparan durante meses y siguen una guía de okupación rápida, donde todo queda previsto: la luz, cambios de cerradura en la entrada, el agua, e incluso la posible desocupación por la policía.

El hotel puede estallar. No se ponen de acuerdo y además se producen robos del cobre y enseres; incumplimientos de acuerdos asamblearios; sacar rentabilidad personal y niños sin escolarizar correteando por el hotel y durmiendo en las habitaciones okupadas. Parece que la situación se ha vuelto incontrolable pero no es de extrañar al ser ellos incontrolables.

Mientras todo esto ocurre la Delegada del Gobierno hace oídos sordos a los verdaderamente indignados que son la gente común, los policías, los propietarios de edificios y los que desean utilizar los espacios públicos para uso común. La Policía se queja y los antidisturbios se cabrean por las directrices políticas que reciben de la Delegación del Gobierno es decir de Rubalcaba. No se les puede tocar ni identificarles, dicen los policías, porque te la juegas. Mientras se les veja, se pinchan las ruedas de los vehículos policiales, fuman droga y se orinan delante de ellos y reciben todo tipo de improperios y maltratos, no pasa nada. Todo se permite y a la delegada del Gobierno se la fuma apoyada por el Ministro del Interior, es decir por Rubalcaba.

3 pensamientos en “La “okupación” está de moda

  1. vanessa

    ola me llamo vanessa tengo 3 hijos pekeños y me van a echar de un piso por ke soy una okupa y no tengo donde ir kien me puede ayudar por favor

  2. Carmen

    Hola me llamo Carmen tengo 36 años y dos niñas.Una de 13 años y una bebe que ahora me cumple cinco meses de nacida.Por circunstancias de lña vida me tuve que meter en un piso de ocupa conmis dos niñas..llevo casi dos meses y me dieron las llaves de la CASA y me meti conmis niñas.Este jueves me hechan de la casa ,pero yo no me pienso ir,que me traigan a la policia,al juez,al alcalde a quien sea..El gobierno no tiene verguenza ,llevo desde el año 2003 con la solicitud de la vivienda y cuando fuy a preguntar me dijeron que la antiguedad ya no me vale y que tengo que volver a arreglar los papeles de nuevo..No lo entiendo la verdad que no..En que epoca vivimos,pues yo ocupare todas las casa que esten desocupadas para meterme conmis hijas ,hasta que me den una…

  3. Carmen

    Mi telefono es 679445529 por favor si alguien puede ayudarme se lo agradecieria de todo corazon,por favor es urgente este jueves tengo que desocupar la casA..POR FAVOR AYUDENME…..GRACIAS DE CORAZON A AQUELLA PERSONA QUE ME AYUDE EN ESTOS MOMENTOS TAN DIC¡FICILES…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *