El vídeo del niño “pijo”

Primero fue el dóberman queriendo parecerse a Álvarez Cascos y hoy un rottweiler en forma de niño repeinado y engominado. Es el niño del vídeo de la propaganda del PSOE, que camina con su cuidadora, como ahora se llaman a las empleadas de hogar, hacia un colegio privado. Mientras caminan, el niño “pijo” habla con su cuidadora, vestida de impoluta bata y en esta “intensa” conversación el pequeño se entera de que la señora que le acompaña al colegio tiene una hija de su edad. El repelente niño queda encantado de que en el futuro la hija de la cuidadora pueda llevar a los hijos del niño al colegio, privado por supuesto. Reacción falsa de un niño que según se adivina encierra una idea perversa: los niños de las cuidadoras de hoy serán cuidadoras mañana sin otra posibilidad que la de servir a los que van a los colegios privados.

Por supuesto luego se escucha las bondades de la escuela pública y su necesidad para el progreso social y no los recortes que el PP está llevando a cabo.

No hay duda que los socialistas utilizan la propaganda partidista, la publicidad y el marketing de forma envidiable. Saben tocar las fibras, de los que les creen, de la forma más subliminal. Ahora enfrentando la educación pública a la privada como en otros momentos denunció que la derecha congelaría las pensiones, cosa que ha hecho su gobierno.

Las reacciones al video han sido muchas y casi todas en contra. Los propios socialistas lo han criticado por entender que las dos opciones son válidas y que cada uno puede llevar a sus hijos al colegio que quiera para darle la educación que quiera. Para ello se miran en el espejo y ven a los que defienden la educación pública pero llevan a sus hijos, en coche oficial, a los colegios privados. La ex ministra socialista María Antonia Trujillo, dolida con Rubalcaba por no llevarla en las listas al Congreso, ha declarado que “el vídeo no hay por dónde mirarlo. No me extraña que digan que el niño es el hijo de Blanco”. Fuentes del Grupo Socialista del Congreso afirman que “el vídeo es un error de estrategia” en la campaña de Rubalcaba. El propio ministro de Educación lo ha criticado y calificado de “poco afortunado” y el Sindicato de Estudiantes lo ha calificado como “un insulto a la inteligencia de parte del electorado del PSOE”. Durán y Lleida lo ha tachado de “vergonzoso y demagógico”; criticó que “es la expresión de la izquierda más antigua de Europa” y pidió “terminar de una vez por todas con esta demagogia”. Pero con todo esto el PSOE se ha negado a retirar el vídeo que le hace más mal que bien a la campaña como dicen sus propios correligionarios. Cada uno es libre de hacer lo que quiera pero está claro que les está perjudicando diga lo que diga Elena Valenciano, responsable de la campaña del candidato socialista.

Si miramos atentamente el vídeo podríamos ver algún parecido con algún político, ministro o sindicalista que ahora defienden la escuela pública y que ni ellos ni sus hijos han pasado por sus aulas. A lo mejor se parece a Javier Solana, Rubalcaba o Lysavestzky que estudiaron en el Colegio de los Marianistas de Nuestra Señora del Pilar de la calle Castelló de Madrid o de Pepe Bono que estudió en el colegio jesuita de Alicante. Unos dicen que parece hermano de María Teresa Fernández de la Vega, la ex vicepresidenta socialista que estudió en el Colegio Jesús y María de Madrid, uno de los colegios más pijos de su época. Otros han querido ver a uno de los hijos de Montilla que van al Colegio Alemán, pero al ser gemelos saldrían los dos en el video. Así podríamos hacer un recorrido por todos los políticos y gerifaltes sindicales que defienden a ultranza la enseñanza pública y llegaremos a la conclusión de que ellos han estudiado en colegios privados y sus hijos van también a un colegio de la “derechona” más pudiente. Quizás como dice César Vidal que él llegó “a la conclusión de que tenía que ser un hijo de José Blanco que estudian en el Instituto Británico de Madrid” siguiendo la tesis de la ex ministra Trujillo. Pero luego se ha dado cuenta, según el mismo comenta, que parece una tesis equivocada ya que Blanco tiene una cuidadora que no es española como la del vídeo sino extranjera.

Para cuando se van a dar cuenta que pueden coexistir los dos tipos de educación y que cada uno lleve a sus hijos donde quiera. Es cómo el problema de los toros en Cataluña. Deja que se celebren corridas de toros y que vaya quien quiera y los que no les gustan que se vayan al fútbol, al cine o a pasear por las Ramblas.

La lucha de clases ha vuelto a los vídeos electorales del PSOE siempre de la forma más negativa posible para herir al contrario.

Además de dejar que la libertad actúe, hay que saber administrar y ser prácticos. Según un informe de toda solvencia sobre la “Libertad de educación en España”, estudiar en la escuela pública cuesta el doble que estudiar en la concertada. Con datos de 2.009, el gasto público por alumno en la Comunidad de Madrid en una escuela estatal es de 6.214 € mientras que este gasto en colegio concertado es de 2.839 €.

Que el candidato socialista defienda la enseñanza pública es kafkiano. Habría que recordar que fue director General de Enseñanza Universitaria con Felipe González para ser nombrado después Secretario de Estado de Educación y en 1.992 Ministro de Educación y Ciencia. Con él se inició el desmadre educativo con planes que se sucedían casi a diario (BUP, LODE, LODGE, LOE). Que el candidato socialista nos dé clases de qué tipo de educación es buena para nuestros hijos, es de chiste malo de Chiquito de la Calzada. Él fue quién se cargó el Bachillerato y el actual sistema educativo que sufren nuestros hijos y él fue el que ha llevado a nuestra educación a estar muy por debajo de la media europea. De aquellos polvos estos lodos. Sr. Rubalcaba: deje de jugar a defensor de aquello en lo que no cree. Dedíquese  a proponer cosas serias que nos saquen de la galopante crisis que padecemos y deje de proponer soluciones a nuestro fracaso escolar que usted mismo provocó.

3 pensamientos en “El vídeo del niño “pijo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *