La Justicia impropia

José Tomás vuelve a los ruedos en Valencia mientras el otro José Tomás,  personaje mentiroso y controvertido, el sastre de las tiendas de ropa Forewer Young, envía al Presidente de la Generalidad Valenciana al banquillo por el regalo de tres trajes. Parece que la figura jurídica para empapelarle se llama “cohecho impropio” es decir aceptar regalos sin querer ofrecer por ello favores a los que se los regalaban. Lo de cohecho impropio no lo llego a entender. O es cohecho o no lo es. O es un “delito que comete el juez o funcionario que  dictamina de cierta manera a cambio de sobornos” o no lo es.

Así podríamos llamar asesinato “impropio” al que asesina si querer  hacerlo. Pero aceptándolo como animal de compañía, si esto es cohecho impropio ¿qué habría que hacer con Bono que aceptó regalos de constructores mientras era Presidente de Castilla La Mancha? Le regalaron la decoración del piso de su hijo y quién sabe si alguno de los muchos pisos que posee. Pero no ha sido ni será juzgado por hechos semejantes. Me figuro que tampoco lo será Zapatero por el regalo de anchoas por el Presidente de Cantabria.

El chivatazo “impropio” del Faisán, ha puesto en el banquillo a la cúpula del Ministerio del Interior del Sr. Rubalcaba y del actual ministro Camacho. El ex director  general de la Policía, el actual jefe de la Policía del País Vasco y un inspector y van a ser juzgados por colaboración con banda armada si el Sr. Rubalcaba el actual candidato del PSOE a las elecciones generales no lo remedia, que seguro lo remediará. El candidato ha vuelto a las andadas cuando como ministro ocurrió lo del Gal, Filesa o saltarse a la torera la jornada de reflexión. En este caso de la jornada de reflexión dijo en la SER que “España no se merece un gobierno que mienta” cuando él ha utilizado la mentira como modus vivendi y modus operandi. En el caso Faisán como en casi todos ha mentido al Congreso y de paso a todos los españoles. ¿Alguien se cree que tres policías dieron el chivatazo a un etarra, recaudador de las extorsiones de la ETA, sin que lo supiera el Ministro y el Secretario de Estado de Interior de quien dependían?

Mientras unos van al banquillo otros a la libertad. El juez Pedraz, que va a dejar pequeño a Garzón, acaba no sólo de liberar a Iñaki de Rentería, peligroso etarra responsable del secuestro de Ortega Lara, sino que además ha dictado un auto por el que se le levantan las medidas cautelares- puede salir de España sin problemas-  y declara concluido el sumario.

Ni el dictamen de los peritos caligráficos, que confirman que los documentos firmados por un tal Gorosti, eran en realidad de Iñaki de Rentería; ni los informes de la Policía y Guardia Civil según los cuales, Rentería sustituyó a Pototo como jefe militar y por lo tanto responsable del secuestro, han servido al magistrado Pedraz para mantenerlo en prisión y le ha puesto en la calle por falta de pruebas. ¿Qué está pasando con la justicia y los etarras? ¿Están siguiendo la hoja de ruta del Gobierno en las negociaciones con ETA? ¿Será que se está esperando algún falso comunicado de la banda y esta es la verdadera razón de no convocar las elecciones generales antes de marzo?

La única posibilidad de que este peligroso etarra vuelva a la cárcel, es que fallados los recursos interpuestos por el fiscal y la querellante Asociación  Dignidad y Justicia, se decida reabrir el procedimiento y enviar a la cárcel a este etarra. Pero será difícil porque habrá huido como lo hicieron de Juana Chaos, Josu Ternera y algún otro que salió para cuidar a su madre y no que ha pasado por la casa materna ni un solo día.

Rentería fue enviado a prisión por el Juez Ruz, el que acaba de empapelar a la cúpula de la Policía, por el riesgo evidente de fuga y el juez estrella Pedraz le deja en libertad, nada más recibir la causa en su juzgado. Comenta el diario “El Mundo” esta disparidad de criterios viene de atrás. Pedraz era el responsable del sumario de Ortega Lara y por lo tanto responsable de su investigación. Sin embargo la querella iba dirigida al Juzgado Central nº 5 del juez Pablo Ruz. Tras hacer algunas diligencias y la detención de Rentería se envió al Juzgado Central nº1 del juez Pedraz.

Un juez lo detiene y otro le pone en libertad  sin cargos. ¿Qué pasa con  esta “Justicia impropia” para un país como España?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *