Tribulaciones de un confinado.- 66

Tribulaciones de un confinado.- 66

Me levanto cansado, hoy 16 de junio, de tanta palabrería y tan pocas decisiones serias que empiecen a solucionar la crisis en la que estamos inmersos. Me veo viviendo en una continua mentira y parece que nadie quiere destaparla. El virus no se ha ido, ni tratamiento definitivo ni vacuna a la vista, la economía ha caído a límites insospechados, los impuestos parece que van a subir, los recortes están anunciados, el déficit desbocado y la deuda por encima del PIB, los empresarios cabreados, los autónomos cerrando, los grandes almacenes en rebajas para poder hacer caja y el presidente jactándose de que el 31% de la población activa está mantenida con recursos del Estado (el Presidente dixit). No quiero aumentar la lista porque no deseo que me llamen agorero y subido al carro pesimista pero la mentira tiene las piernas muy cortas y pronto se descubrirá la verdad.

Luis María Ansón. La columna de Ansón en el Mundo “Crisis constituyente” ha sacado a la luz el propósito final del líder socialista que no es otro que plantear una crisis constituyente en esta legislatura y presentar una nueva Constitución que modifique la forma de Estado que nos dimos por la del 78 y establecer la III República de la que, como es natural, él sería el Presidente. El espíritu de la Transición ha muerto y todos los movimientos conducen a ello. Se hace con los medios de comunicación, van construyendo poco a poco una España subsidiada del Estado (se jacta en TVE de que 3,2 millones trabajadores de españoles dependen del Estado), rompe o ataca las estructuras del Estado, algunas intocables hasta ahora, como la Guardia Civil y la Monarquía. El propio ministro de Justicia lo ha dicho en el Parlamento: “Junto a la crisis constituyente tenemos también un debate constituyente” El debate constituyente lo han abierto ellos y no creo que sea una preocupación de la mayoría de los españoles. ¿Recordarán estos socialistas. podemitas e independentistas los nefastos recuerdos que trae la palabra República en España?

Las causas penales contra representantes del Gobierno, incluido el Presidente, por la gestión de la crisis del coronavirus no paran. Ahora otra juez investigará a Simón por imprudencia temeraria. Aunque no creo que prosperen dado el control y las presiones de la Fiscalía cuya titular es la ex ministra de Justicia, Dolores Delgado a las órdenes de Sánchez y del Gobierno. Otra querella está pendiente contra Simón por homicidio imprudente de la familia de una fallecida por coronavirus. Lo que ha quedado demostrado es que Simón, mientras alentaba la marcha del 8-M, conocía la que nos venía encima y calló. Aunque sólo sea por omisión con resultado de muertes, debe ser, al menos, investigado.

Peluquera. Hoy he tenido una desagradable experiencia y he querido guardarla en este diario de un confinado. Este confinado tiene miedo a salir por la irresponsabilidad de mucha gente. Se creen que al virus se le está venciendo y no saben que sigue con nosotros, que está agazapado y que o hacemos las cosa bien o volverá igual de virulento. Pero mi pelo se estaba pareciendo al de un podemita y mi imagen iba perdiendo hasta que he decidido ir a la peluquería. Una mujer, la única profesional que había en el local, me ha atendido, eso sí, con todas las medidas de seguridad sanitaria. Es la primera vez que me corta el pelo una mujer al no haber podido ir a mi peluquería cosa que nunca me hubiera importado si lo hace bien. Me hubiera gustado que me hubiera visto una feminista para que vea que no somos machistas los de derechas y nos dejamos cortar el pelo por mujeres. Nada más sentarme y por un pequeño comentario mío sin ninguna maldad, ha empezado a dedicar todo tipo de chorreos al PP y a la derecha por criticar al Gobierno por la gestión de la pandemia. Todo le parece bien, desde el encerramiento hasta las charlas soporíferas del Presidente en televisión los domingos. No he conseguido oir ni una sola palabra de crítica sino al revés, todo lo realizado ha sido maravilloso. Yo callaba y el loro sociata o podemita, que no hay duda que lo era, no paraba de dar su discurso. Los tienen lavados el cerebro. He pagado, me he largado sin pronunciar palabra y me he vuelto a encerrar en casa. Esta señora no sabe que no debe hablar de política con los clientes porque no sabe a quién tiene sentado. Yo que voto a los contrarios a ella, muchas veces los pongo a parir por sus actuaciones o la forma de gestionar algún tema. Ellos no. España es el país de las maravillas gracias a ellos y la gestión de la pandemia se estudiará como un modelo de gestión en las universidades. Borro la peluquería de mi agenda, no por ser de una mujer sino por la plasta que me ha largado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *