El Veraneo y Colonia XXVII.- Todo un día en la Herrería

El Veraneo y La Colonia XXVI.- Todo un día en la Herrería

Consideran los autores que la excursión que van a describir es un clásico del verano. Consiste en pasar el día en la Herrería y comer una paella hecha por alguien de la pandilla, excursión que. al menos yo, he realizado muchas veces en mis años juveniles.

La excursión que nos proponen en el libro que venimos comentando, es una excursión más bien corta para esas pandillas donde no proliferen los andarines y en un paraje donde el calor del verano no aprieta gracias a la frondosidad del paraje.

La pandilla tiene decidido pasar el día en la Herrería y ahora toca organizar. Decidido quien será “la cocinera” ésta propone un menú típico en estas excursiones: paella, ensaladilla, unos filetes empanados etc. Pero como no hay menú sin fondos para la compra se procede a recolectar la cuota fijada.

A partir de aquí comienza la distribución de los trabajos que van desde la búsqueda de la paellera para 16 personas, alquilar los burros para el traslado de la comida y cacharros, el gramófono, la fruta y hasta el vino. Es curioso pero así lo cuentan los autores: “cada uno de los excursionistas llevará su pan y un frasquito con su ración de aceite, así como un puñadito de arroz”.

A las 10h reunión en Florida frente a la pastelería de Claudio y una hora después de realizar las últimas compras se pone en marcha la caravana de excursionistas. Baja por la Cantina, se bordea la Lonja y tras tomar la carretera de Robledo se llega a la puerta de la Herrería donde un guarda da permiso para hacer fuego y evitar que toquen las campanas del Monasterio.

Comienzan a describir la excursión comenzando por la Fuente del Seminario y por el llamado “caminito de los pobres” hasta bordear la tapia del Castañar, preciosa finca de la Herrería para salir al camino largo de la Silla de Felipe II, justo en la Fuente de la Reina lugar fijado para la comida. La cocinera empieza a dar órdenes y el fuego que cocinará la paella comienza a prepararse.

Fuente del Seminario (Foto de Diego Varela de Facebook)

De aquí a la Fuente del Batán, la Peña de los enamorados, Silla de Felipe II, la Casa del Sordo, la Cueva de la Zorras y la Fuente de las Arenitas donde se da por finalizada la excursión para por el camino real llegar a la puerta de la Herrería y llegar a Florida sobre las ocho de la tarde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *