Mi blog y yo

Mi blog y yo

Me telefonea mi “blogdejesus.com” y después de llamarme vago me pregunta por mis vacaciones y por qué llevo tanto tiempo sin publicar. Le explico que mi memoria se va quedando seca y que ya no acude al disco duro como antes porque se van borrando recuerdos y quedan pocos por los que escribir. Entonces me repite la famosa frase de que “los recuerdos son el invernadero de las alegrías pasadas” y me dice que en mi invernadero han crecido muchas alegrías y que tengo recuerdos para rato. Y nos ponemos a repasar, mi blog y yo, recuerdos y temas sobre los que poder escribir. Me recuerda que he dejado sin terminar el libro “El Escorial” de Sabau y Suárez Valdés sobre la Colonia y el veraneo del Escorial. Que por ejemplo no he escrito nada de Tomasín que falleció hace poco y que con sus patatas, el Bar Abantos, el tomate atómico y la Horizontal dejó una huella imborrable en los que vivimos aquellos años.

Muy enfadado mi blog me pregunta por qué no escribo sobre el Ayuntamiento y sus últimos acuerdos y me suelta:

-¿Te has enterado del Museo Gay que quieren instalar en San Lorenzo sustituyendo al aprobado Museo de Felipe II?

-Hombre me figuro que será una broma- le contesto-y que por eso no me he enterado.

Me recuerda que incumplo lo que digo porque no he escrito nada del Campamento de Santa María del Buen Aire como había prometido. Tras darle la razón vuelvo a prometer que, si no se me adelanta nadie, escribiré pronto sobre el tema.

Ahora se enfada y me dice que no he escrito nada de esas cosas tan bonitas que escribía sobre la Romería ni tampoco sobre Bolilla y Nico dos nuevos personajes que deleitan a los lectores de Facebook y que nos cuentan cosas desconocidas para muchos.

Podías escribir algo-me vuelve a insistir- sobre el golpe de los independentistas catalanes, sobre las pensiones que no suben mientras que a los funcionarios les suben el 2% y quieren llegar al 20% en tres años y sobre tantos temas políticos que en estos momentos ocupan las páginas de los periódicos.

Aquí es donde yo me cabreo y le digo que parece tonto. ¿Todavía no te has enterado que sólo escribo sobre El Escorial y que los temas políticos los dejé hace tiempo para que no me insultaran?

Y qué me dices, insiste mi blog, de la chapuza del asfaltado de la carretera que une El Escorial con la carretera de Guadarrama y la de ésta, realizada en pleno verano, cuando la carretera de Galapagar también estaba en obras de asfaltado? Pues tú lo has dicho: una chapuza pero no pienso escribir sobre ello porque luego me ponen a parir.

Insiste mi blog ¿Vas a escribir sobre la inauguración del nuevo Hostal Los Vascos o los nuevos bares abiertos Arriba y Abajo últimamente? ¿Escribirás sobre el Programa del Auditorio y el del Real Coliseo o de las magníficas exposiciones de Arriba y de Abajo de este verano? Mi blog empieza a ponerse muy pesado y un poco romántico al recordarme que el día 21 entramos en otoño y que la paleta de colores camina inexorable hacia tonos menos verdes y más amarillos, sienas o  tostados. Que septiembre es uno de los meses más bonitos de nuestros pueblos, aunque estén “cerrados por vacaciones”, y me recomienda ir a pasear a la Casita de Abajo o a la Herrería para ver que lo que me cuenta es cierto. Me recuerda que con la sequía, este año no comeremos níscalos ni setas de la zona por lo que tendremos que comprar los robellones de Lérida.

Realmente se ha puesto muy cansino y le tengo que recordar que soy su dueño y como tal escribo cuando y de lo que me da la gana. Y como soy educado le despido hasta más ver con un “Con Dios pesao”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *