El Verano y La Colonia.-XIII

El Veraneo y La Colonia.-XIII

¡Detente un punto, veraneante que en estos días agosteños te hayas en el Escorial! ¡Suspende un momento tus idas y venidas por montes y caminos! Detente deja tu vida de rutina. Mira la noche ¿no te dice nada?….¡¡ Es noche de luna!! El veraneante abandona su baile, su rutina y a su amada y decide entregarse a ella, a esta noche de luna llena que le llama, iniciando los autores un recorrido irreal nocturno con el poco convencido veraneante.

Dan las doce y se encuentran en el destartalado y abandonado Paseo de los Terreros que antaño fue el preferido por la Colonia para luego pasar a los terrenos de la Lonja donde el reloj del Monasterio, con ronca voz de campana, da la una. Y cuando la luna inunda todo con una potente luz, “en la torre de Felipe II hay una luz en su última ventana. Es el espíritu del Rey Fundador, que ha venido, como todos los años en la luna de agosto, a inspeccionar su obra.

Continúan su ruta y tras atravesar las viejas arcadas de la Universidad se encuentran acodados en la tapia del Estanque de los Frailes y en este maravilloso escenario entre el cielo y la tierra, la luna llena, al frente, lo ilumina todo dejado que las estrellas se miren en el agua.

Al veraneante, que ha dejado el baile y quizás a la mujer que ama, le va ganando el ambiente y hasta quizás ve en las aguas la cara de su amada.

Siguen caminando y pasan por la Ermita de San Antón para tras subir por el Monte Bajo recalan en la Casita Rústica meta de la ruta iniciada para acompañar a la luna de agosto. El veraneante queda con sus pensamientos y le dicen ¡Es tuya la noche más bonita del año ante el paisaje más bonito del mundo!

Todos recordamos cuando, haciendo una excursión nocturna en las últimas horas de la noche, llegábamos a la Casita y allí, unas veces con la guitarra y otras acompañados con la sola voz, cantábamos o hablábamos con la luna mientras se iniciaban, quizás, los primeros escarceos amorosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *