Recuerdos en papel couché

El Manitas

El Manitas 1Entre los recuerdos en papel couché que tengo en mis archivos escurialenses, figura, en un sitio destacado, la foto del buen Victoriano, apoyado en la barra de la taberna que quedó para la historia como “El Manitas”. La razón la conocemos todos los que pasamos por allí. Fundada en 1,919 por su padre, Isidoro “Pelorrufos”,  tenía todos los elementos típicos de las tabernas madrileñas. Vino duro de Navalcarnero que sólo tenían algunas tabernas de San Lorenzo; frascas de cristal grueso con los típicos vasos de chateo que lavaba en el pequeño hueco de la barra y en el que corría agua constantemente; de aperitivo verdes aceitunas y a veces de “camporreal” y especialmente una barra de madera tallada recubierta de estaño donde sus inmensas manos trabajaban y servían con un cariño especial a los que allí hemos compartido y dejado buenas horas de nuestra juventud. Era una taberna preciosa, dicho en el sentido tabernario de la palabra que había que haberla catalogado y protegido como un bien artístico más y conservada como un decorado para ser visitada por todos, turistas incluidos. Me encantaría saber donde fue a parar la preciosa barra del Manitas aunque tengo alguna idea no confirmada.

Un ejercicio que recomiendo es visitar otras tascas y tabernas del Madrid antiguo y comparar las barras con esta preciosidad de la barra del Manitas que no tiene nada que envidiar a las más antiguas de Madrid.

Taberna del Alabardero

Foto de la Taberna del Alabardero

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *