El Día después

20140603-san-hermenegildo-04

Como en otros acontecimientos y momentos importantes de la historia de España, El Monasterio el Real de San Lorenzo del Escorial ha sido testigo de otro hecho histórico. La presencia de un Rey que abdica en su hijo y ambos presiden al día siguiente, el Capítulo de una Real Orden militar en la Lonja.  

El día 2 de junio de 2.014 será una fecha importante para guardar entre las más trascendentes en nuestra caja de vivencias y acontecimientos. En este día, S.M. el Rey Juan Carlos I comunica al Presidente del Gobierno su decisión de abdicar como Rey de España en su hijo Felipe de Borbón de acuerdo con la Constitución española. Al día siguiente el día 3 de junio, la Lonja del Monasterio ha sido el escenario de la ceremonia militar del Capítulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo que celebra el 200 centenario de su fundación y que ha sido presidido por el Rey y el Príncipe. El Rey, al día siguiente de su abdicación, no ha dejado de cumplir sus compromisos y en especial con la Real Orden. Aunque su mente debía estar en otros lugares, su corazón y su presencia estaban, junto al futuro Rey Felipe VI, con los militares que celebraban el Capítulo de la Orden. Y eligieron El Escorial para presentarse juntos ante los militares y su pueblo. No olvidar que Don Juan, padre de S.M el Rey Juan Carlos, se encuentra en el pudridero del Panteón Real.

La Orden se creó en 1.814 para premiar conductas militares ejemplares y que dieron su vida por España. Finalizada la guerra de la independencia Fernando VII regresa definitivamente a España y encarga a su secretario de Estado traslade su idea de premiar a todos los que habían contribuido a la victoria. La primera propuesta fue la de utilizar la Orden de San Fernando reformada en algunos aspectos. El Consejo Supremo de Guerra decide separar los dos motivos castrenses- el valor y la constancia- y propone la creación de una nueva Orden que premiara la constancia y que se llamaría de San Hermenegildo.

¿Cuáles fueron las razones para poner la nueva Orden bajo la advocación del santo y para trasladar la sede de sus Capítulos al Monasterio del Escorial? Son una serie de circunstancias reunidas alrededor de la figura del rey santo como: ser rey español; firmeza en la fe; Felipe II fue muy devoto de este santo que hizo trasladar su reliquia al Real Monasterio del Escorial, reliquia que fue arrebatada por los franceses y posteriormente devuelta al Monasterio donde se encuentra hoy día. Pero parece que la  circunstancia determinante fue la admiración política y la devoción hacia su figura del Rey Fernando VII.

Como es natural en sus muchos años de existencia, la Orden ha pasado por dificultades y vicisitudes hasta su Reglamento actual. Según su historia en mayo de 1.951 se publica el Cuarto Reglamento que recoge lo legislado con anterioridad e incluyendo el ingreso de todos los Cuerpos de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire en la Orden. La Asamblea Permanente se ubicó en el Consejo Supremo de Justicia Militar, siendo el Presidente de la misma el Gran Canciller de la Orden; se mantuvo la obligación de celebrar un Capítulo cada dos años. A partir de 1.961 se reinicia la casi perdida tradición del Capítulo, celebrándose desde entonces de manera bienal; se recuperaron las tradiciones, se creó el Estandarte de la Orden, se nombró la comisión Ejecutiva y se designó al Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial como sede del Capítulo.

La Orden es una de las más antiguas de España con la de Carlos III, la de San Fernando y la de Isabel la Católica; sólo admite a españoles y celebra Capítulos bienales en el Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial. Es la orden que más iniciativas legislativas ha promovido y la que menos ha modificado ni su objeto ni sus insignias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *