Fotografías antiguas

Fotografías antiguas

Tengo gran interés y simpatía por las fotos antiguas. Me gusta verlas y analizarlas porque cada una contiene un trozo de historia, distinta para cada uno, pero, sin duda, una parte de la historia vivida o no.

Veo fotos de mi colegio, de mi familia, de mis amigos, de mis viajes y con todas ellas puedo construir la historia de mi vida. Con sólo ver una foto del famoso Seat 600 podemos construir toda una historia de lo que fue, lo que supuso para nuestras vidas o para el relanzamiento económico de una España diezmada. Y si hablamos del Escorial con cualquier foto antigua que tengo en mi archivo se puede construir toda una historia. Historia de lo que fue Floridablanca y sus paseos; de los mercaderes en la puerta del Mercado; una historia de las fiestas, lúdicas o religiosas que fueron, de quienes las organizaron y del porqué de muchas de ellas. Fotografías que nos enseñan lo que fue Abantos, El Plantel, los hoteles hoy desaparecidos, la Romería o las fiestas del Carmen, la Bolera y El Parque y tantas otras que cada una son un pedacito de nuestra historia.

Con una simple foto del Hotel Felipe II se puede construir toda una historia de amores y desamores, de sus grandes profesionales, de sus fiestas de verano, de sus meriendas en su terraza, de las muchas películas rodadas en su interior o de los muchos ilustres huéspedes que pasaron por sus habitaciones.

Todo esto viene por las dos fotografías que han caído en mis manos últimamente y ambas referidas al Hotel Felipe II. En una de ellas el maestro Ramalli con su violín y su pequeña orquesta que amenizaba las tardes y las fiestas del verano escurialense. Muchos años estuvo con nosotros y muchos los que consiguió que las tardes del Felipe II fueran las más deseadas de la sierra madrileña con un gusto romántico muy apreciado.

La otra foto corresponde a la boda de Rocío Durcal y Junior celebrada en el Monasterio y el banquete que tuvo lugar mismo hotel. En la foto en la que cortaban la tarta se ve a Serapio, creo que se llamaba, que fue “escuela y profesor” de muchos magníficos profesionales camareros que salieron de esa cantera que fue el Felipe II.

Cualquier foto antigua nos dará pié a contar o rememorar una pequeña historia.

P1010253

Boda Rocío Durcal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *