os leones huyeron del zoológico. En la huída cada uno partió con rumbo diferente. Uno se fue para la selva y el otro para el centro de la ciudad. Les buscaron por todos lados y nadie les encontró. Después de un mes y para sorpresa de todos, volvió el león que había huido a la selva. Regresó flaco. Famélico y afiebrado. Fue reconducido a la jaula.

Pasaron 8 meses y nadie se acordó del que había ido al centro de la ciudad hasta que un día el león fue recapturado y llevado al zoo. Estaba gordo, sano, desbordante de salud. Al ponerlos juntos, el león que huyó a la selva le pregunta a su colega:

-¿Cómo estuviste en la ciudad tanto tiempo y regresas tan bien de salud?

Yo fui a la selva y tuve que regresar porque casi no encontraba que comer.

El otro león le explicó:

-Me armé de coraje y fui a esconderme a un Organismo Público. Cada día me comía a un funcionario y nadie advertía su ausencia.

-¿Y porqué regresaste? ¿Se acabaron los funcionarios para comer?

– Nada de eso. Los funcionarios públicos nunca se acaban. Sucede que cometí un error gravísimo. Ya había comido a un director general, dos subdirectores, cinco adjuntos, tres coordinadores, diez asesores, doce jefes de sección, quince jefes de división, cincuenta secretarias, docenas de funcionarios más y nadie los dio por desaparecidos.

Pero el día que me comí al que servía el café…. ahí, ahí se jodió todo. !!!!!

Acabo de enterarme de que Julián Rodriguez “el pareja” de Bibiana Aído, la ministra de Igual-Da, es el director de la Delegación de Andalucía en Madrid. Este tinglado, que algún día nos contarán para que sirve, cuesta al erario la friolera de 500.000 euros al año. La oficina, situada en la mejor zona de la Castellana, cuenta con 5 funcionarios, uno de ellos conductor, necesarios para desarrollar las “muchas funciones y competencias” que debe asumir esta oficina, aunque en ningún sitio ni página web, figura su agenda ni sus actividades. Lo que se sabe es el salario que tiene su director, me figuro que también funcionario, que parece que cobra 3.000 euros al mes, además de viajes, dietas y gastos de representación que para eso es el novio de la ministra socialista que vino del flamenco de la Junta de Andalucía. Esto ha trascendido y nadie de los socialistas ni de la oposición han dicho “esta boca es mía”. Me figuro que callarán porque cada uno tendrá un familiar o amigo íntimo funcionario en algún tinglado ministerial.

La gente que es muy mala, dice que el funcionario por la mañana no trabaja y por la tarde no va. Creo que es una maldad decir esto y si no vean como trabaja un funcionario llamado Alfonso Díez que puede llegar a ser Duque de Alba si se casa con la Duquesa y si le dejan sus hijos. Creo que algún día va por la Seguridad Social de la calle Padre Damián que es donde tiene su puesto de trabajo.

Mi hermano que también era funcionario del Ministerio de la Vivienda hasta que lo dejó, contaba que un funcionario honesto y trabajador inició un estudio del número de horas trabajadas y perdidas por los funcionarios de su departamento, es decir conocer y valorar la productividad de sus compañeros y con ánimo de ampliarlo a todo el Ministerio de la Vivienda. Fue atacado, vilipendiado, descalificado, chantajeado e invitado a que se fuera o sería trasladado al puesto de jefe de retretes y servicios de señoras y caballeros, si no dejaba inmediatamente de hacer ese estudio.

Funcionarios los hay por todas partes. Ministerios, Comunidades, Parlamentos, Policía, Bomberos, Diputaciones, Delegaciones de Gobierno, Embajadas, Instituciones Penitenciarias, Ayuntamientos, Metro y tantos otros que pasan de tres millones. A pesar de la crisis crecen todos los años y parece que se reproducen por esporas. Son tantos que si se los come un león poco a poco, nadie los echa de menos. Pensarán que está haciendo la compra y que había mucha gente en la cola de la caja del supermercado.

Ante la actual situación de crisis galopante, el colectivo funcionarial es vulnerable y el más fácil para hacer caja. Rebajarles el sueldo entre el 5 y el 15% a tres millones de cotizantes para paliar el déficit y recaudar el dinero que el Gobierno ha despilfarrado a manos llenas, no tiene nombre y la decisión ha sido muy dura. Pero parece mas dura la que han adoptado en Cuba después de la visita de Leire Pajín y de Elena Valenciano del PSOE.

El “paraíso” isleño ha iniciado un proceso de reformas ante la afirmación de Fidel Castro de que “el modelo cubano no funciona ni para los propios cubanos”. ¡Ya era hora que se diera cuenta Sr. Castro! Según parece que le ha dado instrucciones a su hermano Raúl para que inicie profundos cambios en la perjudicada y maltratada economía de la isla. Por eso una de las primeras actuaciones a partir del 2.011, será el despido de nada menos que 600.000 funcionarios con sólo un mes de paro. Es decir del 13% del funcionariado que puede ascender, si mis cuentas son me fallan, a 4,6 millones de funcionarios será despedidos con un mes de indemnización. No voy a valorar la decisión de los hermanos Castro pero sólo haré una reflexión: ¿que pasaría si en España se despiden a 600.000 funcionarios con el sueldo de un mes de paro?

Entre los más de 3 millones de funcionarios que cobran y trabajan poco; de los 300.000 liberados sindicales que cobran y no trabajan; de los miles de políticos que cobran y trabajan dos o tres días a la semana; de los miles de asesores que sólo trabajan si se les pide asesoramiento y de los cientos de vocales de Consejos de Administración de Bancos y grandes empresas que cobran por ir a una reunión al mes yo me pregunto ¿Quién trabaja en España?

Antes los padres recomendaban a sus hijos que estudiaran una carrera de ingeniería, medicina, notarías o agente de Cambio y Bolsa que son las que daban dinero de verdad. Hoy día los padres deberían recomendar a sus hijos que se hagan funcionarios pues además de tener las tardes libres, ganan dinero y trabajan poco. En caso de que no les guste deberían recomendarles la de liberados sindicales que además de ganar dinero no trabajan ni por la mañana ni por la tarde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *