La Huelga del Metro

Los “funcionarios” del Metro de Madrid han decidido armarla, es decir dejar a muchos millones de personas sin medio de transporte. Saben que tienen en sus manos colapsar Madrid y sus aledaños y lo van a conseguir. Han convocado huelga los días 28, 29 y 30 desafiando la legalidad vigente en materia de huelga pues han decidido no cumplir los servicios mínimos. Encima, tienen la desvergüenza y caradura sus delegados sindicales, liberados de todo trabajo pero cobrando del Metro y no de su sindicato, decir que no quieren causar daño y problemas a los madrileños, pero que no tienen más remedio que hacerlo ante el recorte salarial que les han comunicado, recorte que por otra parte afecta a todos los funcionarios públicos. Resulta que para unas cosas, como por ejemplo mantener de por vida sus puestos de trabajo, son funcionarios públicos, pero para otras, como el ajustarse el cinturón salarial como les ha dicho el Gobierno, para eso no son funcionarios.

Además si las próximas reuniones no lo remedian, la huelga coincidirá con la de recogida de basura, con la de jardineros y con la de la limpieza.

Parece que la han tomado con Esperanza Aguirre y con Madrid. Que yo sepa no se hacen estas huelgas en Barcelona o en Bilbao donde también tienen Metro. Será que la correspondiente Comunidad no quiere huelgas y por eso no bajan el sueldo a sus “funcionarios”. Las razones son conocidas. Hay que ir contra Esperanza y recuperar Madrid al precio que sea. Una huelga en los transportes aquí, otra en Sanidad allí, otra en los jardines allá, pero en ningún caso contra el Gobierno de Zapatero que es quien les ha bajado el sueldo. Como aquí no hay Gurtel, pues huelga salvaje contra los madrileños y su Presidenta, a ver si de una vez se cae de la mayoría absoluta. De paso atacan a Gallardón por varios frentes. Por ejemplo el de la huelga de jardineros, el de la limpieza y ahora el de los liberados sindicales que le siguen a todas partes y le revientan los actos programados. Si pensamos que existen 57.000 liberados sindicales, que por no trabajar no van ni a las manifestaciones que convocan sus partidos y cuyo coste para las empresas es de 1.600 millones, lo mismo que la congelación de las pensiones para el 2.011 ¿que haríamos en esta situación de crisis? Pues lo que ha hecho Esperanza Aguirre en Educación: reducir en 120 los liberados en la Consejería de Educación, dejando sólo 70 de los 190 que tenía. Hay que tenerlos bien puestos para tocar a los intocables y reducir 120 vagos de los Centros Escolares y Universitarios.

Con otras medidas parecidas va a permitir, sólo a la Consejería de Educación, ahorrar 40 millones de euros. Si eso es lo que pretende Zapatero pues ahí tienes el ahorro. Con los “funcionarios” del Metro pasa igual. Queréis que ahorremos, pues a cumplir con el “decretazo” y bajar los sueldos. Empecemos con los liberados sindicales de las empresas y continuemos con las ayudas, subvenciones, las prebendas, sueldos, coches, tarjetas visas, viajes, aviones Falcon para ir de compras, dietas, planes de pensiones y jubilaciones multimillonarias de tantos y tantos políticos, sindicalistas y asesores que existen. Los trabajadores tienen derecho a la huelga, pero los madrileños también tienen derecho a sus desplazamientos y a la libre circulación para ir a su trabajo. ¿Para cuando la prohibición de hacer huelga en todos los servicios públicos?

Si por algo lo siento, además de por todos los madrileños que van a sufrir la huelga salvaje y desproporcionada, es por dos personas, vecinos de San Lorenzo y de El Escorial que lo tienen que estar pasándolo mal. Me refiero al Consejero de Transportes, Ignacio Echevarría, y al Consejero Delegado del Metro, Ignacio González Velayos, también Concejal de urbanismo del M.I. Ayuntamiento de El Escorial. Y digo que lo siento y me solidarizo con ellos pues además de tenerlo crudo ante la huelga salvaje que preparan los sindicatos de la ceja, les van a culpar de todo lo que ocurra si como supongo aplicarán toda la fuerza de la ley en vigilar y hacer cumplir los servicios mínimos que han amenazado los sindicatos con no cumplir. Espero y deseo lo mejor para estas dos queridas personas y que actúen con toda legalidad y firmeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *