Aqui no hay quien viva

Las series de televisión casi siempre retratan la realidad, generalmente con trazos de humor, pero suelen ser reales como la vida misma y retratan a la sociedad en la que nos ha tocado vivir de forma casi fotográfica.

La serie a la que me refiero comenzó llamándose “Aquí no hay quién viva” y ya se anunciaba el desastre que se avecinaba a la comunidad de vecinos del Sr. Cuesta. Después pasó a llamarse “La que se avecina” ningún título mejor para retratar la realidad. Pues este país, antes llamado España, cada vez se parece mas a la serie de Televisión y cada vez más a esa comunidad de vecinos representada en la serie ¿No les recuerda Zapatero al Sr. Cuesta, el presidente de la comunidad de vecinos televisiva, que por muchos problemas que tenga, que por muchos charcos en los que se meta cada día, quiere seguir siendo presidente y no quiere dejar su comunidad de vecinos? El Sr. Cuesta utilizaba el edificio de vecinos como si fuera su finca particular y hace y deshace a su antojo igual que Zapatero con España. Tenía a una vicepresidenta en la comunidad de vecinos que se parece como dos gotas de agua a María Teresa Fernández de la Vega, aunque ésta no fume como un carretero, como lo hacía la televisiva y a un portero que con eso de “un poquito de por favor” le arreglaba todos los entuertos en los que el Sr. Cuesta se metía, igual que Rubalcaba se los arregla a Z-P.

Parecía que Zapatero, había cambiado. Como buen cristiano, que no lo es, se fue a rezar con Obama; reconoció que se equivocó al no denunciar la crisis por la que atravesaba la comunidad de vecinos y aseguró que se harían las reformas necesarias pero que nunca afectarían a los derechos adquiridos por los trabajadores y que lesionaran sus intereses. Para arreglarlo sube el IVA que afecta a todos los trabajadores; suprime los 400 euros en la declaración de la renta; suprime la deducción por vivienda y sube todos los servicios como si eso no lesionara los intereses de los trabajadores. Además ahora los que hayan comprado un coche con el Plan del gobierno, tendrán que devolver en la Renta de este año entre 200 y 400 euros sean trabajadores o no. A los pensionistas ni tocarlos, pero les congela las pensiones en 2.011 después del retoque a la baja de este año. A las madres de esos trabajadores que tengan un hijo en 2.011 les quita los 2.600 euros. A los funcionarios ni tocarlos, pero les baja el sueldo el 5% este año y se lo congela para el próximo. Y mientras los sindicatos anuncian movilizaciones, porque dicen que no es momento de una huelga general, huelga que le hicieron a Aznar cuando la economía estaba en una situación boyante y el paro en descenso. Eufemísticamente y con ironía convocan movilizaciones pero no huelga general. Sr. Zapatero no vuelva a decir que mantienen el poder adquisitivo de las pensiones o que las ha subido. Deje de mentir y siga diciendo frases tan bonitas como “la tierra es del viento” o la de “que el dinero público no es de nadie”.

La Bolsa se va a la mierda con perdón. La subida del IVA aparece en el horizonte más cercano. La luz, el gas y el agua, los trenes, los autobuses, el tabaco y la gasolina van a volver a subir y el paro seguirá su línea ascendente. Los Ayuntamientos no tienen un duro, la Sanidad en quiebra y las obras de Fomento paralizadas con el cabreo consiguiente de las comunidades a las que se les ha prometido el AVE. Mientras las Comunidades gastando más de lo que ingresan; la ministra Aído y la Sinde tirando el dinero en subvenciones y Carod Rovira abriendo embajadas.

La situación económica es como la de la comunidad de vecinos del Sr. Cuesta de la serie. Déficit galopante que tiene que sufragarse con nuevas derramas (llámense impuestos en nuestros caso). Las comunidades de alrededor no nos pueden ver por la cantidad de tonterías que estamos haciendo y han obligado a tomar medidas para dejar de pagar derramas.

Al Sr. Cuesta de “Aquí no hay quién viva” le montaban cada dos por tres una moción de censura y le intentaban echar como presidente de la comunidad de vecinos con aquella frase: “váyase Sr. Cuesta” emulando la de Aznar de “váyase Sr. González”. Yo digo “Váyase de una puñetera vez Sr. Zapatero” pues este país es una ruina y aquí no hay quién viva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *