Desbandada general

Desbandada general

Le están dejando sólo como a los de Tudela. El candidato Rubalcaba va a tener que presentar unas listas a las elecciones del 20-N, con restos de desecho de un partido dividido y cabreado por los planteamientos del ex-ministro del Interior.

Antes fue Pedro Solbes, ninguneado por Zapatero, que hizo en la economía española,  no lo que quería hacer sino lo que le mandaban. Luego dos pesos pesados del ministerio de Economía y Hacienda. Otros muchos hicieron lo mismo y se quedaron por el camino.

Ahora ante la debacle de un gobierno que va a la deriva y con unas encuestas ante las generales del 20-N que les dan como perdedores  con los peores resultados de la historia democrática, la desbandada en el PSOE es significativa. Algunos ya lo han hecho y se han colocado en puestos importantes en la U.E como Bibiana Aído o Bernardino León, mano derecha del Presidente y otros muchos que se ven sin trabajo después del 20-N.

Primero fue Bono el que con la boca pequeña,  diciendo no y lo contrario, aseguró que no volverá a la política y que no cuenten con él. Como animal político que es y con unas ganas enormes de ser Presidente, me figuro que cambiará de opinión como ha hecho tantas veces.

Después ha sido Carmen Calvo, la ex ministra de Cultura la que se ha negado ir en las listas al haber nombrado Pérez Rubalcaba a la comunista Rosa Aguilar, ahora en el PSOE, para encabezar las listas por Córdoba y no a ella. Afirma Carmen Calvo que tiene discrepancias  importantes con Aguilar y que no las olvidado, por lo que quiere ser coherente con sus actos.

Después Elena Salgado le hizo una pedorreta al candidato, anunciando que no se volverá a presentar a las próximas elecciones. Me figuro que ya tendrá apalabrado algún cargo institucional o privado porque perder el sueldo, las prebendas y momios de ser diputada, a nadie le amarga un dulce como éste.

Viene Chaves y dice que está madurando no presentarse a las elecciones. Me figuro que necesitará tiempo para descansar. Después de estos dos años tan intensos de “vicepresidente sin cartera” arreglando los problemas de sus hijos. Merece un dilatado descanso.

Ahora sale a la palestra el histórico del PSOE, Alfonso Guerra diciendo que se lo pensará, que ya está mayor y que quiere descansar. Añade que si se lo piden los sevillanos que podría repetir una legislatura más. Apuesto a que se lo piden. Por último, el ministro de Industria, Miguel Sebastián dice que deja la política.

Escribe en sus crónicas Alfonso Ussía, que un grupo de españoles entre los que se cuenta, se han ofrecido a Rubalcaba para completar con sus nombres las candidaturas. “Eso no quiere decir – continúa Ussía- que en el caso de que nos acepte, optemos por votarnos”. “Si Rubalcaba me incluye en su lista por Madrid yo no me votaría”.

Hasta en Twitter se han burlado esta semana de la desbandada que está produciendo el candidato Rubalcaba. #No quiero ir en las listas del PSOE porque no podría mirar a los ojos a pensionistas y funcionarios y decirles que por mi culpa cobrarán menos# decía un twittero ridiculizando la huida de socialistas.

Pero no todo son malas noticias para Rubalcaba. La ministra Leire Pajín ha declarado su interés de ser cabeza de lista por Alicante. Quería hacerlo por Benidorm donde su familia se ha hecho fuerte pero no lo permite la Junta Electoral Central. ¡Alfredo no llores! ya tienes una mujer de mente preclara, culta y llena de vitalidad para las listas a las próximas elecciones.

Carmen Chacón, esa mujer que recibió varias patadas en el trasero por parte de su amigo Zapatero y que fue descabalgada de las primarias del PSOE dejando el campo libre a Rubalcaba, parece que ha aceptado ir como cabeza de lista por Barcelona. Le auguro al candidato muchos problemas con Cataluña dentro de su propio partido pues Carmen Chacón  me da la impresión que es de las que no olvidan.

Rubalcaba ha anunciado que la primera Ley a aprobar, si sale elegido Presidente, será la de la eutanasia o como la llaman ellos la llaman “la ley de la muerte digna”. ¿Será ésta la fórmula que tiene para no bajar las pensiones? Últimamente no da una. ¿Es el momento de anunciar la ley de eutanasia como primera propuesta electoral cuando lo que se necesita en España son muchas dosis de esperanza en el futuro?

Como candidato del PSOE, cada vez que abre la boca se le echan encima sus propios correligionarios como con el tema de la supresión de las Diputaciones. Sus mensajes son contestados y hasta el Presidente le ha dado la espalda sin apoyar sus medidas económicas para salir de la crisis.

Para colmo, los apoyos que pensaba atraerse a las urnas, sindicatos, el movimiento 15-M y otras asociaciones de izquierdas,  no quieren saber nada del candidato por la defensa que ha hecho de los nuevos contratos temporales, recientemente aprobados y de la modificación de la Constitución. Según sus declaraciones, Zapatero le “convenció” la noche antes de su aprobación en el Congreso.

Las últimas medidas económicas del Gobierno no han ayudado en nada al candidato. Su contradicción está demostrada al apoyarlas en el Parlamento pero no en sus proclamas programáticas. La derecha le conoce y la izquierda no le apoya.

Pero ¡ojo! que Rubalcaba es el de siempre. No cambiará nunca. Su alargada sombra sigue actuando como si todavía fuera ministro del Interior, vicepresidente del Gobierno y Portavoz del Ejecutivo. Un simple ejemplo. La Delegada del Gobierno está actuando con la Policía y los “indignados” como si estuviera Rubalcaba de ministro dándola instrucciones.

El actual ministro del Interior, perro fiel del candidato Rubalcaba, ordena a la Policía trato de favor con los “indignados”; que no cargue en Sol y que sólo se publiquen imágenes de los policías pegando porrazos, pero no de los “indignados” insultando, escupiendo, provocando y golpeándolos. Lo mismo que ha hecho Rubalcaba siendo ministro. Se ha quitado la máscara y apoya a los del movimiento 15-M sin tapujos esperando captar votos en este caladero. Muchos aseguraron que el movimiento era un invento suyo y a la vista de los hechos, no se equivocaron.

Ahora sólo faltaría, ante tanta desbandada, que diga Rubalcaba que no se presenta a las elecciones y que se marcha a su casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *