El Dúo Dinámico

¡Que tiempos aquellos! Y lo digo porque yo entonces tendría 15 o 16 años y ahora el calendario me ha llevado a tener muchos más. Eran aquellos años en que en los guateques no paraban de sonar los “vinilos” del Dúo Dinámico, de Paul Anka, de los italianos de San Remo…

Marisol hacía películas con Manolo y Ramón los dos componentes del Dúo Dinámico, mientras España empezaba a salir de una crisis pos guerras que eso si que eran crisis.

Ahora aparece en la escena nacional otro dúo dinámico, este con minúsculas, formado por Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo. Uno lleva la voz cantante, generalmente Cándido Méndez y el otro toca la guitarra al son que le marcan. La música la pone la orquesta y Toxo, como Ramón Arcusa, pone el acompañamiento de guitarra que como casi no se oye, parece que la toca bien. Son como Manolo y Ramón pero con barba uno y bigote el otro y sin los rojos chalecos que llevaban en sus actuaciones.

Algunas canciones les van, a este nuevo dúo dinámico, como hechas a medida. Por ejemplo “Perdóname” que es lo que le dicen a Zapatero por haber convocado la huelga general. “Como Ayer” y como hoy y como mañana haciendo el payaso y perdiendo la credibilidad cada día más. Amagando con hacer una huelga y la convocan tres meses después. O la famosa canción “Resistiré” que ahora dicen “Resistiremos” las presiones políticas, empresariales y financieras para su desconvocatoria. Y después de la huelga silbarán el “La, la, la” que compuso el verdadero Dúo Dinámico para que la cantara Serrat y no como luego lo hizo, Masiel. Y los “15 años tiene mi amor” que es lo que le decían a Zapatero, los han roto para hacer la huelga.

Los sindicatos dicen defender los derechos de los trabajadores. ¿A que trabajadores se refieren? ¿Defienden a los afortunados a tener que ir todos los días al trabajo, o defienden a los que están “trabajando” en el paro? ¿Se han parado a pensar en el drama de las familias con todos sus miembros en paro? Seguro que no. Les da igual porque ellos tienen trabajo en su sindicato o como liberados sindicales, figura que debe desaparecer cuánto antes. Lo están haciendo tan mal que poco a poco van a ir desapareciendo sus afiliados y sólo quedarán, como afiliados, los 300.000 caraduras que cobran de las empresas pero que no dan palo en ella porque están liberados para defender los derechos de los trabajadores.

Yo he trabajado en una multinacional, que compró una compañía muy sindicalizada. El baranda sindical era un liberado bajito, con barba sucia y mal arreglada, como todos, que sólo aparecía por la empresa cuando tenía alguna reunión con sus delegados sindicales. Yo como director jamás fui presentado y jamás me dio cuenta de sus andanzas por la oficina. Así me lo indicaron desde la Presidencia en Barcelona y yo a callar. Según mis noticias, el tal señor liberado sindical bajito, tenía un Mercedes que no usaba y llegaba a la empresa en un pequeño coche de cuya marca no recuerdo, ni me interesa. Era muy fuerte, llegar conduciendo un coche como el del presidente a las reuniones sindicales de la empresa. Radio macuto decía que se lo había regalado la empresa para eso que llaman paz social.

Después de varios años haciendo el caldo al Gobierno que les subvenciona, sin levantar la voz a favor de los parados y de la política laboral, ahora convocan a una huelga general que en principio y según los videos la hacen contra el PP, el Sr. Fraga, y contra la patronal, contra las empresas y las instituciones financieras que son los que les dan de comer.

No aceptan ninguna reforma laboral que como dicen lesionen los derechos de los trabajadores, es decir que quieren más paro, menos inversión extranjera y menos competitividad de nuestras empresas. Pero el dúo dinámico sigue en sus trece, anclados en el pasado, cantando la internacional con el puño en alto, con discursos de épocas estalinistas y sin ninguna visión de futuro. Son como el fichaje de sus videos: unos chiquilicuatres. Que poco se parecen al verdadero Dúo Dinámico de Manolo y Ramón, que a sus más de 70 años siguen en la brecha con su discurso de amor y alegría juvenil.

Mientras el Congreso de los Diputados aprueba la reforma laboral con la sola presencia del dimitido Corbacho y ningún otro ministro en el banco azul, 20.000 sindicalistas llenan la Plaza de Vista Alegre feudo socialista de Zapatero para sus mítines. La pregunta es obvia ¿quienes eran estos “trabajadores” traídos de toda España en un día laborable y que una mañana dejan su “trabajo” para ir a escuchar al dúo dinámico? Mirando la foto no son gente mayor, ya jubilada sino gente en edad de trabajar, jóvenes y alguna madre con niño. ¿Quizás serían todos parados? Pues no. Según las informaciones eran 20.000 liberados sindicales de los 300.000 que existen en España y que no tienen que pedir permiso en sus empresas porque están liberados de todo trabajo ¡Tiene memoles la cosa! España no avanzará laboralmente mientras no desaparezca esta lacra de vagos, apesebrados y aprovechados del dinero de todos, que en sus empresas cobran pero no trabajan. Me figuro que además tendrán alguna ñapa que hacer para ampliar sus ingresos. Cuando va a desaparecer la figura del liberado, las subvenciones millonarias y dejar que los sindicatos se financien de las cuotas de los afiliados y no del Gobierno y de los fondos europeos para esos cursos fantasma que ni los hacen ni sirven para nada.

Además la juerga costó 25.000 euros de alquiler las tres horas que estuvieron en la Plaza de Vista Alegre.

La huelga de chiste del próximo día 29 anunciada muchos meses antes, no tiene sentido si no es para que sus convocantes intenten paliar el apoyo que han dado al Gobierno durante la crisis y que ha producido 4 millones de parados. Los dos han perdido el rumbo uno porque no sabe que hacer a no ser que la U.E le haga los deberes y los otros sin capacidad para aceptar reformas estructurales que nos lleven a salir de este atolladero económico.

Chiste de Mingote: Cándido Méndez le dice a Toxo “Pero si suspendemos la huelga, que no sirve para nada, puede parecer que los que no servimos para nada somos nosotros”. Totalmente de acuerdo, digo yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *