Las mentiras de los políticos

Las mentiras de los políticos conviven con ellos mismos y son consustanciales con su carácter y su forma de ser. Unos lo hacen con más asiduidad que otros pero todos, o mejor voy a poner casi todos, mienten. Cuando llegan las elecciones las mentiras fluyen con más ganas entre todos los políticos. Tienen que robar votos al contrario y no les importa, a ninguno utilizar la mentira como arma para llenar las urnas a su favor. Antes me molestaba cuando un político mentía; ahora no. Sólo creo lo contrario de lo que dicen.

La verdad es que hay algunos políticos en los que la mentira es compulsiva y forma parte de su estrategia política. Por ejemplo Zapatero: “gobernaré con talante” (cual ¿el bueno o el malo?); “no hay crisis, sólo existe una desaceleración”; “la economía española es la mas fuerte de Europa”; “no subiremos los impuestos el año que viene porque bajar los impuestos es de izquierdas”; “no modificaremos la Ley del Aborto” Estas son sólo algunas porque tengo archivadas 59 mentiras de Z-P y casi otras tantas de los demás políticos en la última legislatura.

Todo esto viene a cuento porque hace unos días he intentado aparcar en las cercanías de la plaza de los Alamillos y he circulado varias veces por la carretera de Guadarrama, la que los mapas llaman la M-600. Y rebuscando en mis archivos me encuentro con algunas declaraciones del año 2.003 y 2.005 referidas a las promesas electorales sobre estos dos temas.  

El programa electoral del PP de San Lorenzo del  año 2.003, hacía referencia a las actuaciones que el partido debería poner en marcha a lo largo de la legislatura, nada menos que hace ya 6 años. Entre ellas destacaba la creación de un aparcamiento público en la zona de la Universidad María Cristina y la Plaza de San Antonio Abad (Los Alamillos). Su fin, como se puede apreciar hoy día, era descongestionar esta zona y el aparcamiento en el pueblo, muy concurrido a diario e imposible los fines de  semana. El proyecto se justificó como muy embrionario y que se pondría en marcha durante los cuatro años de legislatura. Hoy día, seis años después, la preciosa y recoleta plaza de los Alamillos con su ermita del Santo al fondo junto a una de las villas más bonitas del pueblo, es un aparcamiento, sí, pero en superficie que quita toda las ganas de llamarla plaza. Los alrededores también están saturados de  coches que huyen de la Lonja para no pagar los 2 euros por hora que cobran en esa zona, como denunciábamos hace poco en estas páginas.

 “Esperanza Aguirre se compromete a desdoblar la M-600 o carretera de Guadarrama, si llega a la Presidencia Regional” Con este titular aparecía la noticia de que, la entonces candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, a la que tengo en gran consideración, se comprometía en su visita al Escorial el 9 de enero de 2.003 a modificar la carretera de Guadarrama. La candidata Aguirre consideraba esta obra como una prioridad, urgente y necesaria dada la falta de seguridad de esta complicada carretera con sus muchas entradas a urbanizaciones y por el aumento de tráfico que ha tenido en los últimos años. La carretera se ha hecho famosa por los múltiples accidentes que se registran, incluyendo el cruce de ganado que ha provocado algunos  muy importantes.

Plataformas vecinales, ecologistas, expropiaciones y falta de consenso retrasan la decisión hasta que en julio de 2.005, la Comunidad de Madrid da luz verde al desdoblamiento. Las asociaciones vecinales y ecologistas, consideran que la solución adoptada es la que más impacto ambiental produce de las 5 presentadas, por lo que se han opuesto con rotundidad. ¿Sabrán más estas asociaciones, que los técnicos de la Comunidad? ¿Prefieren la falta de seguridad de esta carretera, los muertos y accidentes casi diarios, que el impacto ambiental que se pueda producir, si es que lo produce?

A  pesar de estas piedras en el camino y la falta de dinero por la crisis, lo cierto es que la promesa no se ha cumplido y la carretera sigue igual de peligrosa que hace años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *