La Cuadrilla Pikolín

Durante los últimos días hemos asistido a un linchamiento mediático al Partido Popular perfectamente organizado por algún miembro del Gobierno, el periódico “El País” y un juez galáctico y estrella del firmamento, que primero denuncia un espionaje a miembros del propio partido Popular y luego saca a la luz las denuncias de extorsión, corrupción, cobro de comisiones, concesiones ilícitas de contratos, prevaricaciones y un largo etc. todas ellas relacionadas con el mismo partido. El juez estrella detiene a 38 personas y deja en libertad a 35 por falta de pruebas. Luego, amaga para involucrar a dos aforados y se gana una querella y una recusación para que se inhiba en la instrucción de este caso porque no le corresponde. Además no se ha respetado la ley, no escrita, de no sacar trapos sucios durante las campañas electorales sean del partido que sean.

Quien la haga que la pague, pertenezca a un partido o a otro, pero esta campaña mediática durante una campaña electoral contra un partido político es ruin, mezquina y que retrata a los que la idearon y la pusieron en práctica. Me recuerda a la iniciada al día siguiente del 11-M que le costó las elecciones al PP en favor del PSOE aunque en el caso anterior el PP ha ganado Galicia y el efecto boomerang se ha vuelto contra los que la idearon y la pusieron en marcha.

Ahora han iniciado, con similar estilo canallesco, otra campaña contra Francisco Camps, Presidente de la Generalidad Valenciana por el regalo de tres trajes, sacando a la luz conversaciones privadas que han sido filtradas a “El País” estando bajo secreto de  sumario.¿Habrá detenciones por esto?

Por lo que he visto, este mismo periódico y los protagonistas de esta deleznable campaña, callan ante los desmanes de la izquierda y por ejemplo no hablan de la que he llamado La cuadrilla Pikolín es decir “La cuadrilla del colchón”. Es ésta una pandilla-por llamarlos de forma educada- formada por militantes, altos cargos del PSOE y alcaldes como el de Baena, senador del PSOE, que montan una trama de facturas falsas para pagar pelotazos urbanísticos y noches, en sus correspondientes colchones, en clubs de alterne en el Milady Palace en Puerto de Banús; Ayuntamiento como el de Pinto, en el que han dado un golpe institucional para hacerse el PSOE con la alcaldía y así poner en marcha un pelotazo urbanístico conocido como la Ciudad del Motor. Este Ayuntamiento, durante años, ha pagado con la tarjeta Visa Oro de sus concejales o de las empresas municipales por él controladas: relojes, corbatas, bicicletas, plumas de oro, polos y mocasines, hoteles, restaurantes y viajes no justificados y sobre todo pagaron en el Corte Inglés una partida de colchones.

Alcaldes del PSOE como el de Alcauín, recién ingresado en la cárcel, que construyen en terreno rústico en la Axarquia malagueña. Apodado El Patillas, albañil y cantaor de flamenco que tenía 160.000 euros bajo el colchón que en estos años de crisis es el mejor “banco” que existe para no perder tanto “ahorro” conseguido durante toda una vida de trabajo, según sus propias declaraciones y para que Hacienda no se entere pues no suele inspeccionar colchones. Según mis noticias, Pepiño Blanco, perdón, el recién nombrado Ministro de Fomento, D. José Blanco, ha iniciado la compra de ocho o diez colchones para las camas de su ático en “Villa PSOE” edificio construido a 20 metros de la playa en la Ría de Arosa y no a los 100 metros que marca la Ley de Costas.

He aquí la “La cuadrilla del colchón” así llamada porque unos utilizan estos necesarios elementos de descanso como cajas fuertes bancarias; otros los compran en el Corte Inglés y son pagados con la Visa Oro del Ayuntamiento de Pinto y otro los compran para amueblar un piso que está presuntamente fuera de la Ley. Me figuro que no serán los únicos y que “la cuadrilla Pikolín” se irá poco a poco incrementando al ser muchos los que lo utilizan para usos muy distintos para los que fue creado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *