Archivo de la categoría: General

A vueltas con la Memoria

A vueltas con la Memoria

Muchas veces he querido volver a escribir sobre el Valle de los Caídos y ahora que decido hacerlo resulta que al ser una obra franquista, si la alabamos o contamos cosas a su favor, resulta que puedes ir a la cárcel según la nueva ley de la Memoria Histórica que el PSOE quiere aprobar. Me figuro que si escribo de lo que otros dicen no me enchironen y así al menos poder escribir sin presiones ni censura.

Titular del Confidencial del día 17 de febrero: “Gira antifranquista de Cs en Bruselas con Podemos y ERC y visita al Valle de los Caídos firmado por Angel Collado. El grupo liberal en el que se integra Rivera apoya un viaje de eurodiputados de extrema izquierda e independentista para denunciar en España “la impunidad del franquismo

El periódico digital continúa: “El programa de la gira, al que ha tenido acceso El Confidencial, lleva el título “Visita internacional a la España de los monumentos franquistas” y lleva los anagramas de los grupos de la izquierda Unitaria Europea, Los Verdes y el liberal en el que se integra Ciudadanos. La cita está fijada para los días 1 y 2 de marzo, con vuelo desde la capital comunitaria, hoteles, almuerzos, cenas y traslados a Madrid, Alpedrete, San Lorenzo del Escorial y la Basílica el Valle de Cuelgamuros”

Me figuro que en estos momentos en los que esto escribo estarán disfrutando, a pesar de la lluvia que no deja de caer, de una suculenta comida en un restaurante caro del pueblo para después visitar algún monumento franquista. Quizás visiten el Monasterio y espero que les hayan explicado que la obra es muy anterior a la época franquista. Luego visitarán el Valle y serán como uno de los 254.059 visitantes que lo hicieron en 2.016 según datos oficiales. Quedarán prendados de la colosal obra y callarán porque vienen a criticar y a destrozar y no a ensalzar y alabar un “monumento franquista”.

 

Pero la historia no acaba aquí. La excursión “antifranquista” incluye recepciones, conferencias, entrevistas a cargo de dirigentes, alcaldes y concejales del partido de Pablo Iglesias y de todo tipo de expertos en “memoria histórica” siempre de ámbito podemita. Y culminará con una conferencia de prensa de los organizadores y los eurodiputados que serán convocados en el “Parlamento español” según costa en el guion de actividades”.

Se me ocurren miles de comentarios sobre el despilfarro, sobre la visita a un lugar de paz que a lo mejor quieren convertir en supermercado como han propuesto para la Catedral de Barcelona, sobre la actitud de Ciudadanos que al difundirse la convocatoria se desentendieron de su contenido, pero que si firmaron. Prefiero que cada uno saque sus conclusiones sobre este hecho tan peculiar por no llamarlo de otra forma más descriptiva. Así no me podrán enviar al “talego”.

El otro titular de hoy día 1de marzo del diario ABC: “El PSOE hace campaña en el Valle de los Caídos “Es un desprecio a la democracia”.

Ya lo ha planteado Pedro Sánchez que quiere que la potenciación de la Ley de Memoria Histórica forme parte de la hoja de ruta de los socialistas para los próximos meses.

Después de 80 años aseguran que “la reforma plantea soluciones a los problemas que tiene todavía España de la Guerra Civil” Quieren convertir el Valle de los Caídos en un Centro Nacional de Memoria que “impulse políticas de reconciliación, de memoria colectiva, e dignificación y reconocimiento de las víctimas del franquismo y de la Guerra Civil” y todo ello acompañado del traslado de los restos de Franco y José Antonio. Y mi pregunta es si todo ello es para las víctimas de un bando o para las de los dos bandos que combatieron en la guerra.

Creo que se están poniendo muy pesados con la “desmemoria histórica”, con el cambio de los nombres de las calles “franquistas”, con la destrucción de los monumentos….Espero que no planteen destruir los pantanos pues al ser de la época franquista y a pesar de la sequía, deberían desaparecer.

Nunca habrá reconciliación si el odio sigue vivo y alentado por personas que sólo han vivido en democracia y en una España próspera, que no han conocido aquella negra página de nuestra historia, en la que los recuerdos de la guerra deberían quedar para la dignificación de la victimas de ambos bandos y dejar que los muertos descansen en paz.

Campamento Santa María del Buen Aire

Campamento Santa María del Buen Aire 

 

Están de moda los campamentos. Es la forma ideal para tener a los niños entretenidos durante los veranos, mientras los padres siguen trabajando y los colegios están cerrados. Los hay de todo tipo y condición. Campamentos de los grandes equipos de fútbol, campamentos ecológicos o de Granja Escuela, campamentos de Tenis o Golf y otros de influencia política. Y recordando me vino a la memoria que aquí en San Lorenzo, en la Herrería, existió el que se llamó Campamento de Santa María del Buen Aire dirigido y gestionado por la O.J.E la Organización Juvenil de la Falange. Esta organización era un movimiento de voluntarios que se crea en 1.960 y figura como dependiente del Frente de Juventudes dependiente a su vez de la Secretaría General del Movimiento de la época franquista.

Recuerdo cuando era pequeño ver desfilando a los componentes del Campamento con sus uniformes de pantalón corto, medias blancas y botas de montaña, boina y camisa azul que con el paso del tiempo les han dedicado frases injuriosas. Allí en Santa María del Buen Aire pasaban los veranos muchos jóvenes que quizás tenían dificultades para pasar un veraneo en la Sierra, haciendo deporte y a los que se les formaba en una serie de valores y, por que no, se les adoctrinaba en la doctrina de Movimiento del partido único que imperaba en aquellos años. Hoy día en otros campamentos de verano también se instruye en otros valores y doctrinas.

 

Fui por la Calleja Larga hasta lo que queda del antiguo Campamento. Poco realmente. La explanada, donde las telas de las tiendas de campaña se alzaban al viento serrano y algún residuo de elementos de piedra es todo lo que queda. Al fondo, el Albergue juvenil hoy de piedra y cubiertas de pizarra y no, como antes de tela de las tiendas de campaña donde residían los jóvenes que venían a San Lorenzo a hacer el campamento.

 

“El Frente de Juventudes fue creado en 1.940 como una sección dela Falange. Las funciones que tenía encomendadas fueron la educación política, física y cultural de sus afiliados, pretendiendo crear una base para la futura militancia en el partido único siendo un instrumento de adoctrinamiento de las consignas políticas del Movimiento. La influencia mayor se realiza a través del deporte y los campamentos ya que permitía a muchos jóvenes de procedencia “humilde” conocer el mar y entrar en contacto con la naturaleza.” Es la referencia que hace Bonifacio Navarro Poveda de aquellos elementos que el Movimiento utilizaba para adoctrinamiento como hoy día otros utilizan manuales diferentes para el mismo fin.

A la Organización Juvenil Española (OJE) gran parte de la juventud miraba con recelo al ser una organización juvenil tan cerrada y adoctrinada. Para adaptar la organización a los nuevos tiempos, en el año 1.961 se creó la Delegación Nacional de Juventudes que se hacía cargo de la continuidad del Frente de Juventudes que era sustituido por la OJE. Sus objetivos iban dirigidos a la prestación de servicios a los jóvenes especialmente en el tiempo libre. La OJE contaba con una importante red de albergues y campamentos y combinaba el deporte y los juegos con un enfoque político ocupando el vacío de asociaciones juveniles.

Algunas de las actividades que realizaban al aire libre los jóvenes consistían entre otras, a marchas, acampadas, montañismo, senderismo, técnicas al aire libre, conocimiento del medio natural o protección del medio ambiente.

A pesar de su cerrado talante es curioso que en Petrer, pueblo de Alicante, el talante abierto y participativo de sus dirigentes o mandos junto con la influencia de jóvenes universitarios y líderes del incipiente movimiento obrero de Petrer y Elda, convirtieron a la OJE de Petrer en un semillero de futuros militantes y dirigentes de partidos y organizaciones de izquierda como Comisiones Obreras, Partido Comunista, Movimiento Comunista, Junta Democrática.

También existieron campamentos para disminuidos físicos. El primer campamento para invidentes fue el de Santa María del Buen Aire en San Lorenzo. Muchas historias, anécdotas y recuerdos del campamento de la Herrería se podrían contar.

Mariquita Pérez, la muñeca, “El Chalet” y El Escorial

Mariquita Pérez la muñeca, “El Chalet” y El Escorial 

He visto en la prensa, el anuncio de una subasta en la que, entre las muchas obras de arte, figura una Mariquita Pérez la muñeca que hizo furor entre las niñas y no tan niñas de los años 40 y 50. A pesar de ser un artículo caro, de lujo y por tanto al alcance de pocas personas, llegó a convertirse en el juguete y en símbolo de toda una época y hoy artículo de subasta. Fue una muñeca española y diseñada por una española. Doña Leonor Coello de Portugal creó la muñeca en 1938 inspirándose en su hija de dos años y su fabricación llegó hasta 1.976. La propia Leonor era quién dibujaba, cortaba y cosía tanto los trajes de su hija como los de su juguete y paseaba con la niña vestida igual que la muñeca por la playa de la Concha en San Sebastián. En sus recorridos por la citada playa la gente se paraba para ver a aquella niña rubia de ojos azules que llevaba entre sus brazos una muñeca con idéntico vestido. Toda la historia de esta muñeca es curiosa e interesante. Desde el nombre, ideado por los intelectuales componentes de la tertulia de su marido; la financiación para crear la fábrica Mariquita Pérez S.A.; la canción que Jacinto Guerrero, músico y autor de zarzuelas, compuso al piano; cuadros como el de Manuel Domínguez o sellos de correos con la figura de la célebre muñeca. Postales, canciones, ropa para el armario, accesorios todo un mundo con el sello de la muñeca más estilosa jamás creada.

Dentro de todo este marketing una curiosa anécdota relacionada con la muñeca y El Escorial. Mariquita también fue la protagonista de cuentos como la novela Historias y más historias de Mariquita Pérez de Pilar Tortosa Botella o las Aventuras de Mariquita Pérez para el que se eligió a Juan Cuentista, pseudónimo del novelista Torcuato Luca de Tena que era sobrino de Pilar, una de las propietarias, y que se estrenaba, con diecisiete años de edad, en la literatura infantil.  El encargado de ilustrarlos, Álvaro Suárez-Valdés, era un  joven estudiante, amigo de Torcuato que con el pseudónimo de “Polilla” se encargó de animar con sus magníficos dibujos los cuentos de Mariquita Pérez. “Polilla” y la tienda de Mariquita Pérez fueron, al cabo de los años, vecinos en San Lorenzo.

Ilustraciones de Alvaro Suárez-Valdés “Polilla”

La muñeca fue famosa fuera de España y muchos personajes célebres y muy conocidos como Eva Perón, Grace Kelly, Gina Lollobrígida, la reina Fabiola de Bélgica…. comprarían en la tienda de la calle Serrano, su Mariquita Pérez.

No había en Madrid un gran acontecimiento social que no tuviese plasmación en los escaparates de la tienda. Lo mismo reproducía a escala una plaza de toros, con público y matadores, que recreaba el interior del palacio de El Escorial con Felipe II aquejado de un ataque de gota.

Cuando bajo de la calle Leandro Rubio hacia Floridablanca y como siempre que hago mis viajes por la nostalgia, me trae un recuerdo especial algo que ya no existe. Allí al principio de la calle, junto al callejón que entra en la Casa de la Reina, existió una pequeña tienda de regalos que llamábamos “Mariquita Pérez”. Su ordenado y bonito escaparate, casi vendía sólo como los escaparates de las antiguas tiendas de bombones y caramelos vendían a los niños. Tienda coqueta quizás la más bonita que ha existido en San Lorenzo. La dueña de esta pequeña tienda, Mary Sabau, hermana de la saga Sabau tan unida a San Lorenzo, hacía las delicias de las madres buscando el regalo adecuado para sus hijas, para el cumpleaños de una amiguita o para los recién nacidos en los veranos escurialenses. El “Chalet” que así se llamaba la tienda, siempre se conoció como “Mariquita Pérez” por la famosa muñeca que allí se vendía.

Hoy después de muchos años inutilizado una prometedora y joven diseñadora,  que seguro dará mucho que hablar, ha utilizado el local, no sé si temporalmente o de forma indefinida, para exponer y vender sus últimos diseños, dando así vida a ese pedazo de historia de la calle Floridablanca o lo que es lo mismo un pedazo de la historia de San Lorenzo.

El Veraneo y La Colonia XXVIII.- Alquiler de burros y caballos

El Veraneo y la Colonia XXVIII.- Alquiler de burros y caballos para excursiones.

Estamos finalizando de desmenuzar el libro “El Escorial” “Manual y Guía del perfecto veraneante gurriato” con el que Carlos Sabau y Álvaro Suarez-Valdés, bajo los pseudónimos de “Luis de Santurce” y “Polilla”, nos han ido documentando sobre los veraneos de la Colonia escurialense, allá por los años 40. Hoy toca el “Alquiler de burros y caballos para excursiones” ya que eran numerosos los vecinos de El Escorial que poseían burros y caballos que alquilaban para excursiones en los días de verano.

Generalmente estos animales se situaban fuera del centro del pueblo y muchos de ellos en Las Casillas, lo que se llamó el barrio de las Casas Baratas. Esto podía suponer una molestia para los excursionistas que tenían que ir puerta a puerta buscando, en esos lugares apartados, quien alquilara algún animal. No existía internet ni páginas en las que buscar burros o caballerías para las excursiones veraniegas. Pero como buena Guía para los veraneantes, los autores nos dan en el libro un pequeño truco para evitar este problema. Consistía en contactar la víspera de la excursión con alguno de los chavales que esperan la llegada de los autobuses de línea a los Soportales para llevar las maletas a los viajeros. Ellos se encararan de contactar con la cuadra, colocar los animales a la hora y en el sitio prefijado y devolverlo en el sitio indicado. También podían acompañar a los excursionistas y cuidar de los animales evitando problemas e incomodidades.

En aquellos años el alquiler de un burro durante un día costaba 15 pts. y medio día 8 pts. El caballo 25 pts. el día completo y 15 el medio día.

Entre mis recuerdos guardo con todo cariño la anécdota que me ocurrió con el Sr. Claro, Juan para los amigos, grandioso personaje de nuestro pueblo, que nos veíamos a diario en la pequeña barra que tenía el Charolés entrando a la izquierda. En razón a no sé que tema, nos jugamos a que Juan bajaba, el día de San Lorenzo, con una burra de su propiedad, creo que blanca, para dar una vuelta a la plaza del Ayuntamiento. Era miércoles y yo trabajaba en Madrid, donde no era fiesta y olvidé por completo la apuesta. Al llegar por la noche, me lo encontré en Pimentel, donde él y varios testigos me confirmaron que había bajado con la burra y había dado una vuelta por la plaza. Le pagué lo que nos habíamos jugado y aquí paz y después gloria. Eran otros tiempos había buen rollo y había burros. Con mi cariñoso recuerdo al Sr. Claro.

El Veraneo y La Colonia XXVII.-Excursiones y la Guía del veraneante

 

El Veraneo y La Colonia XXVII.- Excursiones y Guía del veraneante

Los autores del libro que venimos comentando nos llevan a recorrer los lugares más comunes a los que las pandillas de aquellos años cuarenta realizaban las excursiones, uno de los entretenimientos más comunes de los veraneos de la Colonia. Así comienzan por una excursión para merendar en Zarzalejo por el puerto de Entrecabezas. Se realizaba durante los primeros días de septiembre, días todavía largos y menos calurosos que los de los dos meses anteriores. Después vendrán otras como el aperitivo en Robledondo y el arroz en Abantos que los autores nos relatan con multitud de detalles y comentarios de lo que en el camino van encontrando.

Los largos paseos eran otra constante en el veraneo escurialense y por ello nos describen los que realizaban a la Primera Horizontal o Vuelta de los Frailes así llamado por, tras una pronunciada curva en el camino, aparece el “Mirador de los Frailes”. “Allí -describen- encontramos, descansando en unas rocas, a varios de ellos, con sus sotanas y esclavinas negras y el grueso Breviario, de dorado canto, entre las manos. ¡Bello lugar de meditación!”.

La Segunda Horizontal o Vuelta Larga, la excursión a los Llanillos y a la Fuente de la Concha para terminar con la excursión a Pinares Llanos por Malagón; a Cuelgamuros y al Valle de los Caídos y la de Cercedilla y Los Molinos por Guadarrama esta última en bicicleta son otras de las excursiones que los autores nos relatan como las más realizadas en aquellos años cuarenta.

La Tercera Parte del libro “El Escorial” de Sabau y “Polilla” nos introduce en la Guía del veraneante, guía que contiene los datos necesarios para que cualquier veraneante de El Escorial tenga a mano aquellos datos que puedan ayudarle a pasar un mejor veraneo. Recoge las direcciones y teléfonos oficiales más utilizados, comenzando por el Ayuntamiento cuyos teléfonos, en aquellos años, eran el 67, 95 y 134. A continuación el Callejero recoge todas las calles, paseos, plazas y barrios de San Lorenzo. La Guía Sanitaria contiene una relación de médicos, prestigiosos profesionales con sus direcciones y teléfonos. En aquellos años cuarenta era lo normal llamar al médico y éste se acercaba a tu casa a diagnosticarte y mandarte los remedios, algunos caseros, para curarte. Contiene, además, referencias de las tres farmacias existentes: la de Julio González de Cos en Floridablanca; la de la hija del Dct. Del Campo en los Soportales y la de Fernández en General Sanjurjo hoy calle del Rey.

Como no podía ser menos también figura la Guía de horarios y tarifas de los Ferrocarriles de Madrid al Escorial. El Ómnibus de la 7,30h tenía 1ª,2ª y 3ª y contaba con bar, cosa que los demás trenes no tenían.

Respecto a los autobuses la Guía nos cuenta que La Continental disponía de un solo servicio con salida a las 18,00h del Escorial y a las 8,45h de Madrid. El coste del billete eran 7,30 pesetas, es decir 0,044 euros de hoy día. La parada, que luego sería la de Herranz, estaba en los Soportales.

La Tabanera realizaba viajes a Madrid por el pueblo de Guadarrama con salida a las 8,30h del Escorial y a las 20,15 de Madrid. Es curioso pero en estos autocares existían asientos -según nos cuentan- de 1ª a 9,60 pts. y en 2ª clase a 7,90 pts. El servicio a la Estación se realizaba con antelación a la llegada y salida de los trenes tal y como viene realizando en la actualidad.

Aquí me viene a la memoria el desastre actual del servicio de autobuses que realiza Alsa que compró hace un par de años la Empresa Herranz. No sé quién tendrá la razón de las continuas huelgas que ponen en peligro la comunicación entre El Escorial con Madrid y otras localidades, pero los usuarios se desesperan y no entienden como ni la Empresa, ni los trabajadores, ni el Ayuntamiento ni la Comunidad intentan poner fin a esta situación. Dos días, lunes y martes, con servicios mínimos y los trenes a tope. Los usuarios, muchos de ellos que a diario utilizan estos transportes públicos y que nadie olvide que son “públicos”, están muy cabreados y algún día va a ocurrir alguna desgracia. Llamo a los políticos y a los munícipes que miren por sus representados y le solucione el problema que entre otras cosas para esos están.

El Veraneo y Colonia XXVII.- Todo un día en la Herrería

El Veraneo y La Colonia XXVI.- Todo un día en la Herrería

Consideran los autores que la excursión que van a describir es un clásico del verano. Consiste en pasar el día en la Herrería y comer una paella hecha por alguien de la pandilla, excursión que. al menos yo, he realizado muchas veces en mis años juveniles.

La excursión que nos proponen en el libro que venimos comentando, es una excursión más bien corta para esas pandillas donde no proliferen los andarines y en un paraje donde el calor del verano no aprieta gracias a la frondosidad del paraje.

La pandilla tiene decidido pasar el día en la Herrería y ahora toca organizar. Decidido quien será “la cocinera” ésta propone un menú típico en estas excursiones: paella, ensaladilla, unos filetes empanados etc. Pero como no hay menú sin fondos para la compra se procede a recolectar la cuota fijada.

A partir de aquí comienza la distribución de los trabajos que van desde la búsqueda de la paellera para 16 personas, alquilar los burros para el traslado de la comida y cacharros, el gramófono, la fruta y hasta el vino. Es curioso pero así lo cuentan los autores: “cada uno de los excursionistas llevará su pan y un frasquito con su ración de aceite, así como un puñadito de arroz”.

A las 10h reunión en Florida frente a la pastelería de Claudio y una hora después de realizar las últimas compras se pone en marcha la caravana de excursionistas. Baja por la Cantina, se bordea la Lonja y tras tomar la carretera de Robledo se llega a la puerta de la Herrería donde un guarda da permiso para hacer fuego y evitar que toquen las campanas del Monasterio.

Comienzan a describir la excursión comenzando por la Fuente del Seminario y por el llamado “caminito de los pobres” hasta bordear la tapia del Castañar, preciosa finca de la Herrería para salir al camino largo de la Silla de Felipe II, justo en la Fuente de la Reina lugar fijado para la comida. La cocinera empieza a dar órdenes y el fuego que cocinará la paella comienza a prepararse.

Fuente del Seminario (Foto de Diego Varela de Facebook)

De aquí a la Fuente del Batán, la Peña de los enamorados, Silla de Felipe II, la Casa del Sordo, la Cueva de la Zorras y la Fuente de las Arenitas donde se da por finalizada la excursión para por el camino real llegar a la puerta de la Herrería y llegar a Florida sobre las ocho de la tarde.

 

Un cuento real de Navidad

Un cuento real de Navidad

Mi hijo acababa de cumplir 8 años y había dormido con muchos sueños en su mochila navideña.  Estaba muy cerca la Navidad y eso se notaba en su estado. A veces despertaba nervioso y se le veía pensativo. Se notaba que muchos acontecimientos jugaban en su rubia cabecita.

Este año la Navidad miraba al cielo porque se anunciaba lluvia y nieve para la Nochebuena, aunque a mucha gente parecía no importarle estos fenómenos atmosféricos.

Parece que aquella mañana los sueños de la noche rompieron y mi hijo me comentó:

-Mamá he soñado que me subía a un inmenso elefante y que tras un precioso viaje entre pastores y blancas ovejitas, llegaba al portal de Belén a adorar al Niño Jesús. Me creía importante y como un Mago de Oriente conseguí ver al Niño, a su madre María y a su padre José. Allí me encontré con los Magos de Oriente que habían llegado, tras un largo camino, a adorar y entregar regalos al hijo de Dios.

Aquella madre escuchaba y escuchaba tranquila el sueño de su pequeño.

-Mamá, ¿Por qué en Navidades sólo se habla de un señor viejo y gordo, Papá Noel, de regalos y de viajes y no de la verdadera Navidad que tú me has enseñado?

Ahí me desarmó y le di unas explicaciones que a ninguno de los dos nos dejó convencidos.

Había que hacer algo y decidí comprar cincuenta kilómetros de esos que venden y nos vinimos a San Lorenzo donde yo había pasado los mejores veraneos de mi vida. Había leído que todos los años por estas fechas montaban un Belén a tamaño real nada menos que ocupando 5.000 metros cuadrados entre las calles del pueblo. No creo que exista mejor decorado para un Belén que reviva el nacimiento del Niño Dios para los habitantes del pueblo y de los miles de turistas llegados de todas partes a disfrutar de este impresionante montaje navideño.

Mi hijo flipaba. Jugaba con las blancas ovejitas como si fuera un pastor de hace 2.000 años; hablaba con el alfarero y echaba palitos al río montado en la Plaza. Con todo quería  jugar y continuamente preguntaba sobre las figuras que veía.

Entrando en los Soportales, la cara de mi hijo cambió del color rojizo del frío de la tarde escurialense a un tono más suave quizás por una mezcla con el blanco, tono de cómo se quedó al ver al elefante de tamaño natural  con el que había soñado y que trasladaba en su silla al Rey Baltasar al portal de Belén. Me pedía montar en él y vi como alguna lágrima patinaba por su mejilla al negarme hacerlo por imposible. Después de muchas vueltas y ya entrada la noche nos volvimos a casa y el beso que me dio de agradecimiento, creo que será el beso más bonito que me pueda dar en su vida.

 

 

San Lorenzo es historia, herreriano, cultura, música, palacio y Basílica, Colegio y Universidad; es Abantos, Herrería y Semana Santa. San Lorenzo es Navidad, una magnífica Navidad gracias a Mariano “Pardito” a Carlos Contreras y a más de 40 voluntarios que desde todos los oficios, de manera desinteresada, colaboran y dan forma a este maravilloso proyecto.

 

 

El Verano y la Colonia.-XXV

El Veraneo y La Colonia XXV.- Mañanas del verano

 

Las mañanas del verano en San Lorenzo, las describen en el libro de Carlos Sábau y Polilla que venimos comentando y a los que añadimos, como en el teatro, “morcillas” o comentarios que recojen recuerdos o vivencias que nos tocó vivir en nuestros muchos años de veraneo escurialense.

Es curiosa la forma de describir el crecimiento del Plantel, precioso barrio en el que viví con mi familia en un hotel, como se llamaban lo que hoy se llaman chalets, aunque con una concepción muy distinta.

 

Monte Bajo. Pinar que se va poco a poco más lejos…Antes el Monte Bajo estaba a la misma orillita del Plantel, pero vino el primer hotel y quitándose finamente el sombrero de pizarra, le dijo “Me hace usted el favor” y el Monte Bajo se corrió un poquito; y vino el segundo, el tercero, y otro y el Monte Bajo cada vez iba más allá”.

Pero a pesar de ir alejándose cada día más y más, allí, al Monte Bajo, iban los veraneantes a pasar la mañana. Los niños jugaban entre los pinos, mientras las mamás, pocas trabajaban en aquellos años, sentadas en el suelo, pasaban la mañana dándole a la “húmeda” y haciendo labores en corrillos. Las pandillas aparecían también algunas mañanas y se colocaban cada una siempre en el mismo pino. A ese Monte Bajo íbamos también en mis tiempos pero al Bar Abantos a tomar copas y tomate atómico.

Comentan sobre el Romeral, el Monte Alto, que también iba alejándose dejando sitio a nuevos hoteles que irían conformando la Urbanización de Abantos. Pero como aún quedan pinos, las alegres pandillas se dirigen descansaban antes de iniciar la subida a Abantos.

Y terminan con la Herrería, hermoso paraje de nuestro Escorial que Felipe II compró por poco valor para caza y así rodear la Gran Fábrica de una inmensa y maravillosa zona verde. Allí, comentan los autores, gente hablando de las fiestas, de la última verbena o aquél chico que vino y se fue. ¡Cuántas cosas se podrían contar de la Herrería!

Hoy las madres trabajan, los jóvenes tienen otras preferencias y los niños van a la guardería desde muy pequeños. Las mañanas son muy distintas de las de ayer.