¡¡Imbéciles!!

¡¡Imbéciles!!

No podía más. Debía de dar rienda suelta a mis sentimientos más profundos de cabreo. Había visto las fotografías, no cabía en mi asombro y me preguntaba: ¿Pero qué tiempos estamos viviendo que los jóvenes, algunos jóvenes de hoy, no respetan nada? ¿Dónde está el respeto a los mayores, a los padres, a los profesores, a las cosas, a los demás y hasta a la propia vida? ¿Se ha perdido el respeto entre los dedos de las jóvenes manos que lo destruyen todo? ¿Qué esperamos de estos desalmados que no respetan nada incluso la Navidad? Nos quejamos de lo que está pasando y las razones de ello sólo tienen un padre y una madre: la falta de respeto y la falta de educación. Una cosa lleva a la otra y la segunda a la primera. No existe consideración para tratar a una persona o a una cosa y no causarle ofensa, daño o perjuicio, ni existe consideración de que algo es digno y debe ser tolerado y respetado (RAE). Estas cosas no existen para las mentes infantiles y retrógradas que les llevan a la destrucción de aquello apreciado por los demás aunque no lo sea para ellos. ¡Monstruos trogloditas!

15823094_10212025987184377_7061894529186672424_n

 

15747406_1328705227151151_7753865625451432971_n

15780899_1328705030484504_8261802065759430433_nVer las fotografías del Belén de San Lorenzo “decapitadas”, tiradas por los suelos o ahogadas en la fuente de los Jardincillos me ha causado una impresión difícil de asumir. ¡¡Imbéciles!! No sabéis el esfuerzo que ha supuesto que decenas de voluntarios, hombres y mujeres, comprometidos con la Navidad de su pueblo, realicen cada año y creo que ya son veinte, el montaje del Belén en las calles del pueblo, ejemplo para otros muchos y visitado por miles de turistas durante las Navidades. Quizás algunos de estos destructores de lo ajeno sean familia de algún voluntario que ha trabajado duro y sin remuneración para que llevar a cabo esta obra considerada como de interés para toda la comarca. ¿Qué pensarán de este monstruo que disfruta rompiendo lo que han construido?

Para todos estos desalmados sin formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas les tendrían que castigar y publicar sus fotos en el pueblo para que toda la gente de bien les conozca. Cantamañanas, maulas, mamacallos, soplagaitas, sacamuertos, badulaques tenéis mi mayor desprecio.

¿Qué ha pasado con las cámaras de vigilancia que otros años fueron instaladas con motivo del Belén? Me figuro los comentarios del Ayuntamiento. Presupuesto bajo,ahorro, derechos, intimidad…

15826285_1328705373817803_2966773423219310649_n

Un pensamiento en “¡¡Imbéciles!!

  1. antonio

    Una auténtica verguenza, Jesus.
    Espero que se les pueda localizar y se les ponga una multa en condiciones.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *