Para cuando una casa rural en El Escorial

Para cuando una casa rural

Escribí una vez un artículo titulado “Para cuando un Parador” en el que me refería al proyecto de construir un Parador en la Casa de la Reina, frente al Monasterio, idea que defendía con todas las fuerzas que puede hacerlo un simple vecino del Escorial. Sé que la obra sería complicada pero daría el caché, que, en mi humilde opinión, ha perdido San Lorenzo con la desaparición, como hotel, del Felipe II. Me refería en aquel artículo al recién inaugurado Parador de Alcalá de Henares en el antiguo Convento de Santo Tomás de Aquino, a pocos metros de la Plaza de Cervantes, de la Universidad y de la Hostería del Estudiante. “Sinceramente, mientras leía las características arquitectónicas y hoteleras de este segundo parador de la Comunidad de Madrid, sentía mucha envidia aunque fuera sana envidia que es la fórmula que se utiliza para no pecar. Y recordé que hace unos años aparecía en todos los medios la posibilidad de hacer un parador en San Lorenzo de El Escorial. Estamos rodeados de paradores: Alcalá de Henares, Chichón, Toledo, Ávila, La Granja y Segovia pero un lugar como el Real Sitio de San Lorenzo no goza de estos maravillosos establecimientos hoteleros.“

He pasado un fin de año maravilloso en compañía de mi familia en una casa rural de un pequeño, casi mínimo, pueblo de Segovia llamado Los Cortos. El frío de la noche del 31 ni se notaba gracias al abrigo de las chimeneas que una y otra vez daba de comer el dueño en forma de grandes trozos de leña. Pasar esa noche con la familia y los nietos lejos del ruido de la ciudad es algo que recomiendo. El trato que nos dieron fue exquisito. Las habitaciones mejores que un 5 estrellas y la finca una preciosidad. En resumen la mejor forma de pasar la Nochevieja y no digamos el desayuno de Año Nuevo oyendo, a lo lejos, el concierto de la Filarmónica de Viena con Zubin Mehta dirigiéndola. Una gozada.

Y me pasó lo mismo que con el Parador. Echo de menos una casa rural en San Lorenzo o en la Villa. Recordé entonces que casas rurales existen en Fresnedillas; en Santa María de la Alameda; en Peguerinos; en Robledo de Chavela o en Navalagamella pero no encuentro ninguna en el término de San Lorenzo o de la Villa. En casi todos los pueblos de la Sierra existe una casa rural, menos en los nuestros.

Entonces recordé la conversación que tuve hace unos días con Jesús Arribas, gran profesional del Patrimonio, hoy jubilado, mientras paseaba por el “Muro”. Aunque con algunas diferencias sobre lo que yo había escrito del aparcamiento de los Canapés, dimos un repaso a algunas actuaciones del Patrimonio Nacional en nuestros dos pueblos. Asomó alguna discrepancia lógica, pero se concluyó que las cosas las podían hacer algo mejor. Tras hacer un repaso a la situación de muchos edificios propiedad  del Patrimonio, hoy cerrados o en ruinas, llegamos a la conclusión de que el paraje y el edificio del Batán una vez rehabilitado y ampliado, podía ser un magnífico sitio y reunía todas las características para una casa rural. Quizás su situación actual sólo pide vaciarlo pero sus elementos externos serían ideales para edificar allí un establecimiento hotelero de primer orden. Recordar los baños en la piscina, las meriendas en las tardes calurosas del verano y los paseos hasta la Silla no hacía más que aumentar nuestras, seguro, que imposibles esperanzas de conseguirlo. ¿Cómo es posible que un edificio del siglo XVI con una historia como la de esta construcción hidráulica y en un entorno tan maravilloso, lo deje morir el Patrimonio?

IMG-1 El Batán que tiene dos plantas y un paraje maravilloso.

Un pensamiento en “Para cuando una casa rural en El Escorial

  1. Carlos

    Te olvidas que el pueblo esta masificado, vete cualquier fin de semana a la Herrería, parece el Retiro, en la zona del Batán y al otro lado de la carretera hay corzos, jabalíes, zorros, etc. ¿Donde crees que irán cuando se construya un hotelito en la zona con mas bullicio, ruidos y tráfico?, por no hablar de que el acceso al Batán está cerrado al tráfico de automóviles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *